Apple, Tecnología y Social Media 


China, esa rara tierra

Desde hace meses se habla de los costes humanos de la producción del iPhone, iPad y otros productos de Apple. De las condiciones de explotación en las que viven los trabajadores de las plantas chinas donde se fabrican los terminales.

En las noticias siempre se habla de que Apple produce en China por los reducidos costes de mano de obra, el secretismo… pero y si la realidad fuese otra.

Tim Cook en chica Foxconn

Hace unos 10 años China empezó a exportar Tierras Raras a menor precio que la extracción en los países productores de tecnología, lo que conllevo el cierre de múltiples explotaciones en los países desarrollados. Durante este tiempo China ha fortalecido sus relaciones y a posicionado empresas por todo el mundo en explotaciones de este tipo de elementos hasta controlar el 90% del mercado.

Es necesario comentar, que las tierras raras no son tan raras, ni están todas en China. Están repartidas por toda la corteza, pero encontrar yacimientos importantes es poco común y el impacto ecológico de una explotación de este tipo es muy alto.

En la actualidad China domina el mercado , y está haciendo uso de la dependencia de estos elementos como fuerza geopolítica. Hace unos meses paralizo la explotación de tierras raras a Japón por un conflicto de intereses pesqueros, Japón se vio forzado a ceder en pos de obtener de nuevo precios razonables para elementos como el Neodimio o el Terbio.

Ahora la noticia esta en que China dice que va aumentar el precio de exportación de las tierras raras, ya que el precio que se estaba pagando no cubría el impacto ecológico de su extracción. Las empresas de tecnología prevén un aumento del precio de la materia prima, que repercutirá en el precio de componentes y por supuesto del producto final.

Podríamos pensar que si es cierto que China va a aumentar el precio de exportación de las tierras raras, las empresas que estén fabricando en China no se verán afectadas por ese aumento de precio, y por tanto podrán mantener sus precios. Nada mas lejos de la realidad, Apple ensambla en China, pero las baterías son fabricadas en Japón, muchos de los componentes del teléfono vienen de Corea y Taiwán, lo que no libraría a Apple de ese aumento de costes.

Volvamos a pensarlo; China no desea dejar de vender tierras raras, China no quiere que las empresas occidentales abran explotaciones en otros paises, China lo que quiere es que los fabricantes de dispositivos produzcan en China. Si el aumento de precio es de exportación, si produces en China no pagas el sobrecoste.

Imagen: Bloomberg, tech2.in


RELACIONADOS