Historia 


Cesarión: Rey de reyes

Busto de Cesarión.

Busto de Cesarión.

César desembarcó en Egipto en 48 a.C., viniendo en busca de Pompeyo, que había llegado poco antes con la esperanza de recibir ayuda y protección, pero Ptolemeo XIII, a pesar de la deuda que Egipto tenía con él, le ofreció su cabeza en bandeja a César esperando obtener el favor de Roma, aunque consiguiendo todo lo contrario, pues César se echó incluso a llorar viendo a su antiguo amigo degradado de semejante manera.

Por aquel entonces Ptolemeo, de apenas doce años, y Arsínoe IV, su hermana, habían conspirado en contra de su otra hermana Cleopatra VII, la heredera del trono, y ésta se vio obligada a huír junto a sus simpatizantes y a permanecer en exilio para salvarse. Vio la oportunidad de recuperar el trono cuando César llegó y, a pesar del riesgo de ser capturada y ejecutada, planeó su regreso a Alejandría. Viajó envuelta en una alfombra y fue entregada personalmente a César que, al verla, quedó maravillado. Posteriormente, Cleopatra quedó grabada en la historia como una mujer charmante y extremadamente inteligente, cuya compañía era un placer incluso para los filósofos.

A pesar de ser una inexperta en el tema, la egipcia consiguió seducir al romano y pasaron la noche juntos. Al día siguiente César sentenció que Cleopatra recuperaría su trono, pero que tendría que casarse con Ptolemeo, tal como la tradición egipcia decreta. A Arsínoe le fue entregado Chipre, pero ésta, descontenta, se unió a la rebelión contra César y fue vencida y capturada en la batalla del Nilo, que marcó el final de la guerra civil egipcia.

Busto de César en el Museo Arqueológico de Nápoles.

Busto de César en el Museo Arqueológico de Nápoles.

Durante meses Cleopatra y César fueron amantes. Fruto de esa pasión nació en 47 a.C. Ptolemeo XV, apodado Cesarión. Cleopatra albergó esperanzas para que César la tomara por esposa, ahora que compartían un hijo. Pero éste, lejos de aquel pensamiento que podría haber significado el repudio de Roma, la hizo volver a casarse con su otro hermano, Ptolemeo XIV, ya que su anterior esposo había sido ejecutado por traición.

César volvió a Roma y durante casi un año a Cleopatra apenas le llegaron noticias suyas. Luego fue invitada formalmente a Roma, para mostrar las buenas migas que la República había formado con Egipto. Al llegar la instalaron en la residencia de verano de César. Fue invitada en las fiestas que se organizaron entre los nobles y fue espectadora de honor en el triunfo.

Durante este tiempo ella y César seguían viviendo su historia de amor, muy obvia a los ojos de los romanos, que estaban escandalizados, ya que el dictador seguía casado. César nunca reconoció a Cesarión como hijo, pero de la alguna manera no hizo absolutamente nada para impedir que éste llevara su nombre, lo que era un indicio más que obvio que el chiquillo era suyo. Tampoco se casó con Cleopatra, aunque no podemos saber con certeza si eso no entraba en sus planes. La unión de Roma y Egipto habría sido el inicio del imperio más poderoso que el mundo habría visto y Cesarión habría sido el inicio de una dinastía que habría de reinar por encima de todo y todos. Rey de los reyes, le llamaron.

Aquel plan nunca se podía haber llevado a cabo si Roma seguía siendo una república, César necesitaba convertirse en emperador. Esa meta autoimpuesta y para la cual empezó a reunir simpatizantes fue la que le colocó el lazo al cuello. Los amantes de la república tradicional conspiraron en contra de él y le acabaron asesinando a puñaladas.

Cleopatra, interpretada por Elizabeth Taylor en la película "Cleopatra" de 1963.

Cleopatra, interpretada por Elizabeth Taylor en la película “Cleopatra” de 1963.

El testamento de César nombraba a Octavio, más tarde el primer emperador Augusto, su heredero, hecho que destrozó hasta la última esperanza de Cleopatra de que Cesarión fuera a ser el nuevo sucesor. Ahora, más que nunca, sus vidas corrían peligro, así que Cleopatra y Cesarión volvieron a Alejandría . Allí la reina ordenó en envenenamiento de su marido Ptolemeo XIV e hizo co-regente a Cesarión a la edad de tan sólo tres años. Él, rey sólo en nombre, creció junto a su madre y posteriormente junto a Marco Antonio, ex-general de César y hombre con el que Cleopatra se casó y tuvo otros tres hijos.

Marco Antonio crió a Cesarión como a un hijo propio y le proclamó verdadero hijo de César. La afirmación deshechó cualquier relación cordial que él mantuviera con Octavio, así que éste inició una persecución oficial, entrando en Egipto con el fin de asesinar al que le podría crear problemas para conservar el poder. Pese a las preparaciones de su madre para mandarle lejos, él volvió a Alejandría tras el suicidio de ésta, donde fue ejecutado a orden de Octavio.

Vía| Cleopatra – Stacy Schiff

Imágenes| Cesarión; Cleopatra; César

En QAH| La última reina del Antiguo Egipto. Marco Antonio y su muerte

RELACIONADOS