Cultura y Sociedad 


Celebrando el 50 aniversario de James Bond

En 1964 con el estreno de GOLDFINGER envidié mucho a mi hermano por haber visto la película a la que yo no pude asistir por mi edad. Mi hermano me la contó de principio a fin y quedé entusiasmado. El agente secreto 007 apareció como personaje en la película JAMES BOND CONTRA EL DOCTOR NO en 1962. Desde el mismo instante que tuve conocimiento del agente 007 fui un adicto a sus películas y sus diferentes protagonistas.

Sean Connery actuando como James Bond

De las películas protagonizadas por Sean Connery no prefiero ninguna en particular porque todas me entretuvieron. En esas películas se respiraba mucho el ambiente de la época de la guerra fría. Los malos como es natural eran comunistas pero eso no era lo importante. La originalidad de las películas se encontraba en la combinación de elementos muy dispares: película de espías pero con cierta dosis de humor y mucho más. El protagonista era una perfecta combinación de galante con ese típico cinismo inglés. Los efectos especiales que, si bien al principio se centraron en las armas secretas que preparaba la agencia para las misiones, con el tiempo fueron adquiriendo cada vez más importancia y espectacularidad. Por último no olvidemos el erotismo de las actrices como componente imprescindible en las películas. El uso de un sinfín de gadgets y artilugios que le facilitaba el servicio secreto británico M16 a nuestro héroe para que realizara sus misiones fue uno de los mejores hallazgos de las primeras películas.  Como no recordar el ASTON MARTIN DB5 que apareció por primera vez en GOLFINGER. Este coche se ha convertido en un mito. La última vez que apareció fue en la película CASINO ROYAL protagonizada por Daniel Craig en 2006 pero también apareció en OPERACIÓN TRUENO (1965), GOLDENEYE, EL MAÑANA NUNCA MUERE (1997) y QUANTUM OF SOLACE (2008). En 2010 se vendió en subasta por cerca de 3.000.000 de euros.

 De todos los protagonistas de las películas mi preferido es Sean Connery, pero disfruté mucho con las primeras de Roger Moore que aportó un sentido del humor muy gratificante. No desmerece tampoco la época de Pierce Brosnan que devolvió una cierta elegancia británica al personaje y una cierta humanidad. El último actor Daniel Craig introduce a 007 en el mundo actual. Se incorpora el hombre duro y frío. Ya no esta tan claro quiénes son los buenos y los malos. Podemos olvidarnos de Timothy Dalton y mucho más de George Lazemby del cual ya nadie se acuerda. La participación de David Niven en la primera CASINO ROYALE de 1967 (posiblemente la peor película de JAMES BOND) es puramente anecdótica. La guerra fría ha dado paso al terrorismo internacional y el mundo ya no es tan sencillo. Ian Fleming el autor de los libros ha creado un personaje universal que se adapta a todos los tiempos porque siempre habrá malos a los que un héroe con licencia para matar va a perseguir hasta acabar con ellos. Esta certeza nos tranquiliza a todos.

Halle Berry rememoró la escena de Ursula Andress en MUERE OTRO DIA (2002)

No podemos olvidar por otro lado la galería de personajes femeninos que utilizaron estas películas para lanzarse a la fama o para consolidarse. Mítica es la escena de Úrsula Andress en DR NO (1962) saliendo del mar vestida de un bikini blanco espectacular. Como espectacular fue la escena donde aparece desnuda y muerta por asfixia por la piel pintada de oro Shirley Eaton (conocida por su nombre sólo para mitómanos). Halle Berry rememoró la escena de Ursula Andress en MUERE OTRO DIA (2002). Por los personajes femeninos han desfilado las siguientes actrices Kim Bassinger en NUNCA DIGAS NUNCA JAMAS de 1983 la última película como protagonista de Sean Connery, Dianna Rigg (quien no la recuerda en la serie de televisión de los años 60 Los Vengadores) en AL SERVICIO SECRETO DE SU MAJESTAD de 1969, Jane Seymour en VIVE Y DEJA MORIR de 1973, Britt Ekland  (conocida sobre todo porque se casó con Peter Sellers) y Maud Adams (que fue la única actriz que actuó en tres películas de JAMES BOND si exceptuamos a las protagonistas del papel de Moneypenny) en EL HOMBRE DE LA PISTOLA DE ORO de 1974, BARBARA BACH (que se casó con Ringo Starr de los BEATLES) en LA ESPIA QUE ME AMÓ de 1977, Carole Bouquet (que compartió el personaje de Conchita en la película de BUÑUEL ESE OSCURO OBJETO DE DESEO de 1977) en SOLO PARA TUS OJOS en 1981, Sophie Marceau en EL MUNDO NUNCA ES SUFICIENTE de 1999; Madonna en MUERE OTRO DIA de 2002, Eve Green (irresistible en SOÑADORES de Bertolucci de 2003) en CASINO ROYALE de 2006 y la última hasta la fecha Olga Kuylenko en QUANTUM OF SOLACE. Muchas de estas actrices tuvieron su momento de gloria con su participación en estas películas demostrando lo efímero que puede ser la fama y lo duro que es el olvido. Otras sin embargo supieron aprovechar el empujón para sus carreras de estos éxitos. Dentro de las actrices hemos dejado para el final a las protagonistas del papel de Moneypenny. Siempre quedará en nuestra memoria las catorce películas en que interpretó este papel Lois Maxwell. Hubo otras MONEYPENNY pero ninguna como ella.

La galería de malvados también es extensa y está repleta de nombres famosos Pedro Armendariz; Robert Shaw, Donald Pleasence, Max Von Sydow, Klaus Maria Brandauer, Edward Fox; Telly Savalas; Christopher Lee, Curd Jurgens, Christopher Walken, Benicio Del Toro (en Licencia para matar de 1989) JONATHAN PRYCE, GIANCARLO GIANNINI y MATHIEU ALMARIC. Muchos de estos nombres posiblemente no suenen mucho en la actualidad pero formaron parte de esos personajes secundarios que enriquecieron la leyenda de JAMES BOND.

Destacar los créditos del principio de las películas como un signo de distinción de las películas de 007

Lo realmente curioso de las películas de esta franquicia es que durante prácticamente 50 años el personaje de JAMES BOND ha resistido, las modas, los cambios culturales, el impacto de las nuevas tecnológicas, demostrando una capacidad envidiable de adaptación. Realmente muy pocos héroes modernos han podido resistir el paso del tiempo. Y a pesar de esta capacidad de adaptación o quizás por ello las películas de JAMES BOND son un retrato de su época, de cada época en que se rodaron.

Otro capítulo aparte de las películas de JAMES BOND es sus bandas sonoras y sus canciones. También en este apartado podemos comprobar la evolución de la música popular durante varias décadas. Algunos de los compositores de las bandas sonoras forman parte ya del Olimpo de la música de cine: John Barry (con diferencia el principal compositor de la franquicia, participó en casi todas las películas interpretadas por Sean Connery y en muchas más), Michel Legrand, Burt Bacharach, Marvin Hamlisch, Bill Conti,  y por último David Arnold. Los cantantes que dejaron su impronta en estas películas también pertenecen al catálogo de la música pop de estas últimas décadas:  Louis Armstrong, Duran Duran,  Tina Turner, Garbage, Paul Mccarney & Wings, , Tom Jones, Nancy Sinatra, Moby.

Por último debemos de destacar los créditos del principio de las películas como un signo de distinción de las películas de 007. Se ha mantenido en el tiempo el fundido en círculo con JAMES BOND disparando a los espectadores. Son espectaculares las sombras chinescas de cuerpos de mujeres desnudas entrelazándose con escenas de luchas sobre fondos caleidoscópicos de múltiples colores. Hoy posiblemente estas presentaciones no sorprendan demasiado pero las primeras que pude ver me asombraron tanto como los títulos de Saul Bass (uno de los maestros de los títulos de créditos de películas).

Lo reconozco JAMES BOND pertenece a mi grupo de héroes inconfesables: Al agente 007 hay que reivindicarlo. En cada estreno de una película de James Bond yo también cumplo años.

 

RELACIONADOS