Patrimonio 


Cecilia de Madrazo: una mujer rodeada de artistas

cecilia

Cecilia retratada por su tío Luis en 1862 (izquierda) y 1880 (derecha)

Para muchos madrileños Los Madrazo es poco más que una calle situada en las inmediaciones del Museo Thyssen, pero incluso para los aficionados al arte el nombre puede resultar todavía vago y confuso. Ello se debe a que bajo este apellido de origen vasco encontramos a lo largo de un solo siglo, el XIX, a varias personalidades de primer orden vinculadas al mundo de las bellas artes: el pintor y patriarca de la familia José de Madrazo (1781-1859), el pintor y director del Museo del Prado y la Academia de Bellas Artes de San Fernando Federico (1815-1894), el historiador del arte y académico Pedro (1816-1898)… spaceoutspaceoutspaceout

Cecilia de Madrazo, el personaje de nuestra entrada de hoy, era hija de Federico y de Luisa Garreta. Nació en Madrid en 1846 y fallecería en Venecia en 1932. Su nombre completo era Cecilia Jerónima Tomasa, aunque en su familia era conocida como Tilín o Tilos. Como sus hermanos y primos, recibió una esmerada educación y fue asidua de tertulias literarias y artísticas, donde tocaba con frecuencia el piano. Su padre la retrató en alguna ocasión interpretando algunas piezas.

Pero si por algo Cecilia es recordada, es por haber sido la esposa del gran pintor Mariano Fortuny, a quien pudo conocer en el trascurso de estas tertulias en 1866. En esas fechas, Fortuny ya era una promesa cumplida de la pintura: a sus 28 años, ya había continuado su formación y vivido en Roma, Marruecos y París, entre otras ciudades.

Mariano Fortuny, “Jardín de la casa de Fortuny”, 1872 (izquierda) y “Retrato de Cecilia de Madrazo”, 1874 (derecha)

La pareja contrajo matrimonio a finales de 1867 en la madrileña parroquia de San Sebastián y marcharon a El Escorial de viaje de novios, trasladándose a Roma al año siguiente. Los siguientes años, hasta el prematuro fallecimiento de Fortuny en 1874, estarán marcados por los viajes constantes y una intensa actividad.

2-1

Cecilia de Madrazo en el palacio de Martinengo, Venecia. c. 1890

Durante estos años, Cecilia y sus hijos María Luisa y Mariano aparecerán con frecuencia en las obras de Fortuny. Es el caso, por ejemplo, de La Vicaría (Museo Nacional de Arte de Cataluña), en el que aparece Cecilia, o Los hijos del pintor en el salón japonés (Museo del Prado).

Cuando Fortuny falleció, Cecilia y sus hijos marcharon a París para finalmente instalarse ella y su hija, ya a finales de la década de 1880, en Venecia, en el palacio Martinengo. Allí, su lugar de residencia hasta su muerte, Cecilia recibió a artistas y literatos de toda Europa.

 

 

 

 

Vía| El Mundo de los Madrazo. Colección de la Comunidad de Madrid [catálogo de exposición]. Madrid, 2010.

Imagen| Luis de Madrazo, Fortuny, Jardín de FortunyPalacio de Martinengo

En QAH| Federico de Madrazo y Kuntz: II centenario de su nacimiento

RELACIONADOS