Historia 


Causas de la independencia de Argentina

Introducción

Virreinatos a partir de 1776

Virreinatos a partir de 1776

El Virreinato era la máxima institución política de la América española, solo superada en autoridad por el Consejo de Indias en cuestiones de carácter judicial, ejerciendo la función de representantes del monarca español en su ausencia en el continente americano.

En un principio, existían dos Virreinatos. Sin embargo, en el año 1776, en el contexto de las medidas reformistas emprendidas por los monarcas borbones españoles, se va a aumentar de dos a cuatro el número de los Virreinatos en América. El antiguo Virreinato de Perú ahora se divide en tres: el Virreinato de Nueva Granada, el de Perú, y el del Río de la Plata. El Virreinato de Nueva Granada, con capital en Santa Fe de Bogotá, está formado por los actuales países de Panamá, Colombia, Ecuador y Venezuela. En cambio, el Virreinato del Río de la Plata estaría formado por los actuales Estados de Uruguay, Paraguay, Argentina, Bolivia y parte de Chile.

Causas internas

En el debate acerca de las causas que llevaron a la independencia de las colonias españolas en el continente americano no hay una homogeneidad de conclusiones. Según el manual o autor que consultemos, las causas de estas independencias se debieron más a factores internos o externos, así que veamos primero las distintas causas internas a las que se apunta actualmente.

Retrato de Nicolas Rodríguez Peña

Retrato de Nicolas Rodríguez Peña

Concretando más en la zona que nos interesa, el Virreinato de la Plata, se podrían mencionar diversas causas internas para su independencia. Todo es resultado de un conjunto de factores sociales, políticos y culturales. Las medidas reformistas impuestas en el gobierno y administración de los territorios coloniales españoles en América habrían sido lo que provocó la enemistad de las élites criollas, que ahora veían frenado su corrupto e ilimitado poder político. Este fue un poder obtenido gracias a la compraventa de cargos públicos del siglo XVII.

Por otra parte, las frustradas invasiones británicas de diversas zonas de Argentina en los años 1806 y 1807 tuvieron varias consecuencias. Estas se acabarían convirtiendo en causas internas políticas de esta emancipación. En primer lugar, debido a la incapacidad española para defender sus posesiones coloniales en esta zona. Para defenderse, los propios habitantes de Argentina formaron una serie de milicias armadas, con regimientos militares diferenciados por su raza u origen geográfico. Estas milicias locales fueron las que frenaron la invasión británica. Sus principales líderes militares serían unos años después los protagonistas de las primeras acciones políticas de la Argentina independiente.

También hay causas culturales internas para la independencia de Argentina. Desde principios del siglo XIX, diversos intelectuales y científicos del Virreinato del Río de la Plata estaban introduciendo en las mentes de las élites criollas la idea de la independencia de España, influenciados seguramente por los procesos históricos de la independencia de las colonias norteamericanas de Inglaterra, o de la Revolución francesa iniciada en 1789. Entre estos intelectuales habría que destacar a Manuel Belgrano o a los hermanos Saturnino y Nicolás Rodríguez Peña.

Causas externas

Mapa político del Virreinato del Río de la Plata

Mapa político del Virreinato del Río de la Plata

Dentro del debate acerca de las principales causas externas de la independencia de Argentina, y su relevancia dentro de este proceso histórico, también hay diversidad de opiniones. Sin embargo, la gran causa externa por excelencia que explica el por qué de la independencia está clara: la invasión napoleónica de la Península Ibérica. Esta invasión habría creado una situación de gran inestabilidad política en España, que tendría que poner todos sus esfuerzos en independizarse de los franceses. De este modo, los americanos habrían podido iniciar los movimientos que finalmente les llevaron a su independencia sin que hubiera apenas resistencia por parte de la metrópolis, que tenía problemas mucho más graves que atender.

Dentro de los historiadores e investigadores que otorgan mayor relevancia a las causas externas que a las internas, hay una premisa común: la independencia se produjo porque era el momento político idóneo para hacerlo, aprovechando la inestabilidad política de España en esos años por la invasión francesa de España y Portugal. Sin embargo, partiendo de este marco general, surgen una serie de factores diferenciados por autores. Uno es la influencia cultural e intelectual de las revoluciones de Norteamérica y Francia, a partir de 1776 y 1789, respectivamente, los cuales alentaban a acabar con la explotación colonial y a ser todos parte de una nación independiente. Otro es la crisis política interna de la Corona española antes de la invasión napoleónica, manifestada ya desde la guerra con Inglaterra.

En conclusión, cabe destacar que al menos en el momento de la independencia, no existía un proyecto o espíritu nacional independentista en América, al igual que no se trató de un proceso homogéneo en todas partes. Fue un proceso muy regional que contaba con características particulares para cada uno de los territorios, incluyendo Argentina, claramente.

En colaboración con QAH| Historiae Heródoto

Vía| ACEVEDO, E.O. (1992): La independencia de Argentina. Colección Mapfre Independencia de Iberoamérica, Madrid; AMORES CARREDANO, J. (2012): Historia de América. Ed. Ariel, Barcelona; HÉBRARD, V.; VERDO, G. (2013): Las independencias hispanoamericanas: un objeto de Historia. Casa de Velázquez, Madrid; MALAMUD, C. (2010): Historia de América. Ed. Alianza, Madrid.

Imagen| Virreinatos a partir de 1776; Nicolas Rodríguez Peña; Mapa del virreinato del Río de la Plata

En QAH| 25 de mayo: el primer paso de la independencia de Argentina

 

RELACIONADOS