Patrimonio 


La catedral de Valencia (II)

Aquí estamos de vuelta con la segunda entrega sobre la catedral de mi ciudad, Valencia, con este artículo me despido por una buena temporada. En esta ocasión, quería acercaros a la historia de las tres puertas del monumento, cada una de un estilo diferente y con secretos que os desvelaré.

La primera que se realizó fue la puerta de estilo románico de la Almoina, alrededor del siglo XIII, cuando aún se encontraba la mezquita. Es llamada así puesto que se encuentra cerca de una antigua casa donde se ayudaba alos necesitados, les daban limosma, “almoina” en valenciano, creada en 1288 por el obispo Ramón Despont.  También se le llama Puerta del Palau al encontrarse enfrente del Palacio Arzobispal.

En ella podemos ver unas extrañas marcas en la parte de la derecha a las que se le atribuyen diversas teorías. Una dice que se trata de marcas que realizaban los niños para afilar las peonzas con las que jugaban en la plaza. La segunda afirma que es el lugar donde los verdugos afilaban las hachas con las que cortaban la cabeza en la época de la Inquisición. Y hay una tercera que las atribuye a los mendigos, afilando sus navajas. Es aún un misterio por desvelar el porqué de las marcas.

Marcas del lado derecho

En la parte izquierda podemos observar diversas marcas de canteros, junto con las que aparecen años marcados, como el 1731 encima de lo que parece ser el Santo Cáliz, o el 1830, del que no se sabe claramente el porqué .

Marca de cantero junto al año

Por último, en la parte superior se encuentran una serie de cabezas, un total de 14 personajes, que según la tradición son los siete matrimonios Leridanos que ayudaron a la repoblación de la ciudad. Esto es solo una leyenda antigua de la que se hizo eco el historiador Pere Antoni Beuter (1490-1554), en su libro “Segunda parte de la Crónica General de España”, con fecha de 1551. Cuenta ésta que cuando Jaime I estaba  preparando la conquista de la ciudad, advirtió a sus soldados que a los cuatro primeros que entrasen, les traería princesas de sus ciudades,  y éstos fueron finalmente cuatro leridanos, a los que Jaime trajo 300 doncellas, con las que finalmente se casaron 7 de ellos con 7 de éstas. Pero la hipótesis que suena más creíble es la que los atribuye a los donantes que hicieron posible la construcción de la puerta, posiblemente canteros ya afincados en la ciudad.

Puerta gótica o de los Apóstoles.

A continuación, siguiendo el orden de construcción de las puertas, tendríamos la puerta gótica (siglos XIII-XIV), llamada Puerta de los apóstoles, por las doce esculturas de los apóstoles que se encuentran en su portada, alrededor de los cuales vemos diversos ángeles, santos y profetas. En el tímpano aparece la virgen María con el niño en brazos. Encima del tímpano se encuentra el rosetón de piedra que se encuentra en su segundo cuerpo con la estrella del rey David.

Lo más reseñable de esta puerta es que ante ella tiene lugar la institución jurídica más antigua de Europa, el Tribunal de las Aguas, todos los jueves a las 12 del mediodía, en valenciano.  Es un juicio por el que se resuelven los problemas de riego de los campos. Ya en tiempo de los romanos en la ciudad existía una institución que regulaba los problemas del agua, pero es desde tiempos de los árabes que existe este tribunal, reuniéndose todos los viernes en la puerta de la mezquita. Ellos fueron los que crearon el sistema de acequias (ocho en total) que riegan la comunidad. Estas comunidades se rigen por viejas Ordenanzas, trasmitidas por vía oral desde tiempos de los árabes y escritas desde principios del siglo XVIII.

El Tribunal de las Aguas está constituido por los síndicos de las ocho acequias que deben ser labradores con fama de hombres “honrados” y presidido por un síndico-presidente elegido de entre ellos. El funcionamiento es el siguiente: la persona denunciada es citada por el guarda de la acequia para el jueves siguiente, se sientan los síndicos, asistiendo el Alguacil del Tribunal, que antaño era el encargado de dar el agua y levantar las compuertas o paradas. El Guarda expone el caso o presenta al querellante, si hay acusador privado. Acaba con la frase de ritual: “Es quant tenia que dir”. El Presidente inquiere: “Qué té que dir l’acusat?”, y pasa a defenderse el acusado. Finalmente, si la sentencia es condenatoria, el Presidente lo hace con la frase de ritual: “Este Tribunal li condena a pena i costes, danys i perjuins, en arreglo a Ordenances”.

Por último quisiera terminar con la puerta Barroca, o la Puerta de los Hierros. Es la más moderna de las tres que tiene la Catedral. Fue construida  sustituyendo a la anterior del siglo XV, con la fortuna donada en su testamento por doña Mariana Pont de Aguilar, fallecida en 1621.

Puerta barroca o de los Hierros.

Fue diseñada y contratada con el escultor y arquitecto austriaco Konrad Rudolf en la parte escultórica y con Francisco Padilla en la parte arquitectónica, si bien en 1727 el escultor Francisco Vergara retoma la obra escultórica de Konrad Rudolf.

Tiene 36 metros de altura y forma elíptica, adaptándose al lugar en el que esta y creando la sensación de amplitud.  Además, está dividida en tres niveles, en el primero de los cuales se encuentran las siglas de la virgen María, a la que está dedicada la catedral. En el último piso coronan esta puerta esculturas de San Vicente Ferrer (patrón de la Comunidad Valenciana) y San Vicente Mártir (patrón de Valencia). Y es actualmente la entrada principal.

Y con este artículo me despido por un tiempo largo, no sin antes agradecer a todos los lectores su interés por conocer mi ciudad.

 

 

 

 
Vía|marcas canteros las 300 doncellas /catedral de Valencia /tribunal de las aguas

Más información|web catedral de Valencia

Imagen|marcas /marcas 2 /tribunal /puerta gótica /puerta de los hierros / puerta de los hierros 2

RELACIONADOS