Patrimonio 


La catedral de Valencia (I)

Saludos a los lectores, en esta ocasión, quisiera acercaros a la catedral de Valencia, uno de los monumentos más visitados de mi ciudad. Ésta es la primera entrega de las dos que realizaré sobre este monumento, donde se encuentra el fabuloso cáliz de la Última  Cena y que cuenta con un gran número de visitantes cada año.  Para los que no lo sepan,  en realidad la reliquia es la parte superior de la copa, realizada en ágata. Tras pruebas realizadas por arqueólogos se llegó a la conclusión de que está datado entre los años 100-50 a.C, y llegó a la catedral como un regalo del rey Alfonso V el Magnánimo en el año 1437 a la ciudad.

Santo Cáliz.

La construcción del edificio se realizó sobre la antigua mezquita de Balansiya, mandada realizar por Jaime I el conquistador en 1238, dedicándola a la advocación de la santísima Virgen María.

Sobre su origen existen muchas leyendas como la que cuenta Josef Teixidor, según el cual el rey Jaime I comenzó a destrozar la antigua mezquita árabe con un martillo de plata y poco a poco se le fueron uniendo más hombres.

Puerta gótica, Plaza de la Virgen.

Su estructura principal es de estilo gótico, y su construcción se demoró nada más y nada menos que 300 años: fue comenzada hacia 1262  y terminada en el siglo XV,  posteriormente se fueron añadiendo diversos elementos decorativos, con lo que actualmente posee una gran mezcla de estilos.

Catedral a mediados siglo XIV.

Su altar es de decoración churrigueresca, mientras que las capillas que se  encuentran en la girola son de estilo neoclásico, por el contrario la nave principal es de estilo gótico mediterráneo con una altura más baja del gótico internacional. Ésta se encuentra totalmente desnuda de decoración, pero esto solo fue a partir del siglo XX, cuando se decidió eliminar su decoración renacentista y devolverla a su estado original en la parte de la nave central.

Como curiosidad, hay que destacar que la cúpula que cubre el altar es de estilo renacentista originalmente, la cual fue descubierta en 2004, puesto que antes se encontraba cubierta por la bóveda barroca de Pérez Castiel, autor del resto del altar. En ella, si la visitan, podrán ver unos frescos decorados con varios ángeles músicos; estas pinturas fueron realizadas a meditados del siglo XV, por dos discípulos del mismísimo Leonardo da Vinci, Francesco Pagano y Paolo de San Leocadio.

Otra de las joyas de la corona de la catedral de Valencia, además del cáliz, son las pinturas de Goya que se encuentran en la capilla de San Francisco de Borja, IV duque de Gandía. De pequeño su familia decidió enviarle a la corte del rey Carlos V para servir a la reina Juana, recluida ahí, llegando a ser en 1526 primer caballero de la emperatriz Isabel de Portugal, la esposa del rey. Ésta murió con tan solo 36 años, una prematura muerte que le dió tal impresión a Francisco que juró no servir más a nadie que pudiera morir, entrando posteriormente en la Compañía de Jesús.

El momento de despedida de los familiares es lo que se refleja en una de las pinturas de Goya de la capilla, con esa luz amarillenta y expresiones tan características de su obra.

San Francisco de Borja despidiéndose de su familia

Al exterior la catedral cuenta con tres puertas de tres estilos diferentes: románico, gótico y barroco, de las cuáles os hablaré más extensamente en el próximo artículo.

Para finalizar, quisiera acercaros una leyenda popular de la ciudad sobre las cabezas que se encuentran encima de la puerta románica, llamada la “Leyenda de las 300 princesas”. Según recogió Pere Antoni Beuter (1490-1554) en su libro “Segunda parte de la Crónica General de España” fechado en 1551, el rey Jaime I prometió a los primeros soldados que entraran en la ciudad para conquistarla traer mujeres de su ciudad de origen. Finalmente quienes entraron fueron hombres de Lérida, por lo que el monarca mandó traer 300 princesas de Lérida, de las cuales salieron siete matrimonios  como son siete las parejas de cabezas de la puerta. ¿La verdad? En realidad se trata de los donantes que hicieron posible la construcción de esta puerta en la que se encuentran otros secretos… que desvelaré en la próxima entrega.

Cabezas pertenecientes a la puerta románica

 

 

Vía| Jdiez catedralcatedral de valenciasan francisco de Borjacuriosidades de la catedral

Más información| los tesoros de la catedral

Imagen|puertas, interiorcáliz , goya cuadro , catedral

RELACIONADOS