Cultura y Sociedad, Patrimonio 


Cástulo: la patena cristiana que ha revolucionado Linares

Cástulo: la patena cristiana que ha revolucionado Linares

Cástulo: la patena cristiana que ha revolucionado Linares

En mi primera entrada decía que la Arqueología es una disciplina que tiene una capacidad de sorprender muy especial, tanto para la comunidad científica como para el ciudadano de a pie. Pese a que en los yacimientos se trabaja sobre seguro, últimamente estamos de enhorabuena: no terminamos de reponernos  cuando un nuevo hallazgo salta a las noticias.

En el yacimiento íbero-romano de Cástulo (Linares, Jaén) se ha producido un descubrimiento muy importante, de primer nivel: una patena de vidrio de la segunda mitad del siglo IV, con la primera imagen de Cristo que se conoce en la Península.

La patena, objeto relacionado con el ritual de la misa en el culto cristiano, tiene 22cm de diámetro, pesa 175gr y se conserva más del 80% de su superficie, lo que es una enorme alegría, siendo de un material tan frágil como el vidrio. Este material es de una tonalidad verdosa, y por su enorme calidad se piensa que se pudo traer directamente desde el taller de vidrio del puerto de Ostia, y no de otros de menor rango, como el de Colonia. La imagen está realizada con técnica de esgrafiado.

Imagen representada en la patena

Representados en la patena hay tres personajes nimbados: en el centro, está Cristo en majestad con una cruz gemada, relacionada con la resurrección, en la mano derecha y portando un libro en la mano izquierda. Es alejandrino en su representación, con el cabello rizado y corto, y carente de barba. Junto a su cabeza hay un crismón, anagrama de Cristo.

A ambos lados se encuentran dos apóstoles, que por lo general se intentan reconocer en Pedro y Pablo, pero en estos momentos (siglo IV) no se puede decir con seguridad que sean ellos. Portan sendos rollos o rotulus legis. La escena se completa con palmeras junto a los apóstoles, relacionadas con el Paraíso, el cielo y con la vida eterna.

La pieza ha sido encontrada en una estancia dedicada al culto religioso, muy cerca de donde fue encontrado el Mosaico de los Amores, excavado el pasado año. Esta sala forma parte de un edificio construido entre los siglos I y II, relacionado con el culto imperial.

Este descubrimiento obliga a revisar las cronologías del primer cristianismo en España, ya que antes de la dignificación del culto cristiano, en el año 313 mediante el Edicto de Milán, era una religión prohibida.

Vía|El Mundo

Más información|El Mundo, El PaísEl Correo de Andalucía

Imagen| Patena, Escena

Vídeo|Canal Sur Jaén

RELACIONADOS