Coaching Profesional, Uncategorized 


Carta para alguien muy especial

Querido futuro yo.carta a mi yo

Te escribo esta carta para que, en primer lugar dejes de preocuparte. Vas a ser feliz.

Y aunque vas a obtener felicidad, necesitas esta carta, porque la felicidad que vas a tener cuando llegues a donde estoy yo, podría llegarte mucho antes y para ello voy a intentar describirte las razones por las que en mi caso tardó más tiempo.

La felicidad no es un destino, es un camino. 

Y de eso me he dado cuenta una vez que ha pasado la mayor parte de mi tiempo, ahora valoro cada segundo mucho más que antes, y no espero a que las cosas ocurran, yo provoco que ocurran y mientras, disfruto de las que pasan en el presente. Así que olvida esperar. Todo llega, pero nunca olvides de que el momento más importante es ahora.

La felicidad se proporciona dando felicidad.

No podrás obtener nunca la felicidad si no deseas y ayudas a conseguir la de los demás, el mundo en el que vives es un mundo donde prima mucho más la competencia y el individualismo que la colaboración o la acción conjunta. Muchos hacen daño a otros para conseguir su felicidad, que no es otra cosa que avaricia. No te equivoques ni las confundas nunca. Aquí es necesario incluir que, además de cuidar de la felicidad de los demás, debes hacer lo mismo con la de todo tu entorno, flora, fauna, playa, campo, ciudad o pueblo.

La felicidad es libertad, libertad es elegir.

La felicidad se obtiene tomando decisiones. Y las decisiones las tomamos porque somos libres de tomarlas. Si no tienes miedo a elegir ni a equivocarte -porque las 2 cosas las harás muchas veces- todo irá bien.

La felicidad es la respuesta que le darás a lo que pase.

Aprenderás que la vida a veces nos sorprende con cosas maravillosas, pero otras de forma negativa. El ser humano es muy frágil cuando se enfrenta a momentos difíciles, la clave es la respuesta que tengas hacia los mismos.

Ser más optimista.

No te habría escrito nunca esta carta de ser pesimista, durante tu vida conocerás a mucha gente, tendrás millones de sensaciones y sobre todo de experiencias. Pues de todas ellas puedes sacar un lado bueno. Mira siempre más ese que el otro, y verás cómo la balanza siempre tenderá a caer del lado de la felicidad. A tu alrededor existirán personas y situaciones de desidia y falta de ilusión, tu trabajo será darles la vuelta.

Un día, cuando te vayas a sentar a escribir esta carta, habrás descubierto la verdad sobre la advertencia que te hacía al comienzo de la misma, ¿será real o no? ¿Tardará la felicidad en llegar o lo serás desde ya para siempre? Es lo que quizás más te devane los sesos ahora mismo, pero no es momento de preocuparse por eso, además, ya sabes que nos gustan mucho las sorpresas.

Un abrazo. Te quiero. (¡Ah! Quiérete mucho, que casi se me olvida)

 

Más información | El Mercado de la Incertidumbre

Foto | Salud

RELACIONADOS