Jurídico, Uncategorized 


Características de la empresa familiar

Los negocios familiares soportan el tejido empresarial español. Cuando se habla de empresas familiares no sólo se ha de pensar en PYMES, sino también en las grandes constructoras, bancos y sociedades de logística, por ejemplo. No se debe confundir la empresa PYME, ni siempre asociarla, con la empresa Familiar. En las Pymes que no tienen carácter familiar suelen existir ciertas limitaciones en cuanto al número de trabajadores que no existen en las empresas familiares.

En estos casos de empresa familiar hay que distinguir estos puntos para entender sus conceptos:

  • La familia ejerce el control de la actividad empresarial.
  • Los componentes de la familia tiene el mayor control del capital.
  • Tienen una vocación de permanencia en el negocio.

Hay que tener muy presente que las empresas con socios familiares tiene un gran peso en la economía de nuestro país (España) y son los principales agentes económicos de creación de riqueza. En España el número de empresas familiares supera los dos millones generando la gran parte del Producto Interior Bruto (PIB) y del empleo. Hay que pensar que en las empresas familiares, en cuanto a las relaciones laborales, tienen un marcado carácter de continuidad en los trabajadores dada sus relaciones familiares de afecto y confianza.

Se puede definir una empresa familiar cuando una parte importante de la propiedad está en manos de una o varias componentes de la familia y que además actúan decisivamente en la administración y dirección.

Como características esenciales que distingue a una empresa familiar de otra que no lo es, son:

  • La propiedad. En este caso la propiedad se está controlada por la familia.
  • Participación de los miembros de la familia en el gobierno y/o la gestión de la empresa.
  • Transmisión de valores empresariales familiares a los sucesores.

Para explicar con mejor claridad la complejidad que puede llegar a ser una empresa familiar en cuanto a las distintas situaciones que se pueden dar, observe el siguiente gráfico con detenimiento.

Sin título

 

Fuente: Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. Guía de la pequeña y mediana empresa familiar. Edición 2008

  • 1) Personas con participación en la propiedad de la empresa.
  • 2 ) Directivos y trabajadores de la empresa.
  • 3 ) Miembros de la familia.
  • 4 ) Trabajadores o directivos no familiares con participación en la propiedad.
  • 5 ) Familiares propietarios que no trabajan en la empresa.
  • 6 ) Familiares que trabajan en la empresa pero no son propietarios.
  • 7 ) Trabajadores o directivos familiares con participación en la propiedad.

Hay que destacar también que las empresas familiares tienen ciertas ventajas competitivas con respecto a las que no lo son. Una de las más importantes está en el gran compromiso que tienen sus componentes (que son familiares) con respecto a los objetivos y valores de la empresa. Pero hay otros que también son muy importantes como:

  • Excelente autofinanciación.
  • Reinvertir los beneficios para el futuro crecimiento.
  • Mejor organización que se transmite entre las generaciones.
  • Mayor compromiso y vinculación con los clientes.
  • Mejor motivación de los trabajadores, lo que repercute positivamente en sus tareas.
  • Una gran motivación hacia el éxito.
  • Una buen flexibilidad competitiva y capacidad de ajustarse ante las crisis

Sin embargo, no todo son aspectos positivos. También hay complicaciones entre la familia y la empresa en materia de financiación y gestión, como pueden ser estas:

  • El fundador suele reinvertir todo para su crecimiento, por lo que está en una posición permanente de endeudamiento.
  • Dificultades para ampliar capital por no poder cotizar en bolsa, generalmente, no en todos los casos.
  • Puede haber serias dificultades en la recompra de participaciones al llegar el momento de la sucesión, ya que haya miembros de la familia (hermanos o primos) que no desean continuar con el negocio, por lo que puede suponer más endeudamiento.
  • Puede haber puestos de gran responsabilidad directiva que estén ocupados por familiares no cualificados.
  • Diferencias importantes entre trabajadores familiares y no familiares.
  • Limitaciones en la formación y el reciclaje que repercuten negativamente.
  • Reticencias en la incorporación de nuevas tecnologías.
  • Contradicciones en las decisiones empresariales.

Vía| Contenido propio.

Imagen| Elaboración propia.

RELACIONADOS