Jurídico 


El régimen jurídico especial de las grandes ciudades (II): delimitación de la capitalidad y otros fenómenos concurrentes

Existen diferentes soluciones jurídicas para las ciudades

El hecho capitalino, que abordábamos en la primera parte de este artículo, no debe confundirse con otros problemas que también pueden darse en una gran ciudad, pero que requieren de una solución jurídica diferenciada, aunque a veces suelan confundirse, por atenderse sin distinción en las mismas leyes. El régimen jurídico especial de capitalidad debe distinguirse del régimen especial de los municipios de gran población y de las soluciones jurídicas al fenómeno metropolitano.

Delimitación entre el régimen especial de capitalidad y el régimen especial de los municipios de gran población

El régimen especial de los municipios de gran población no requiere de la concurrencia del hecho capitalino, bastando con que el municipio sea grande, en términos de una mayor población, igual que un municipio capital no es necesariamente un municipio de gran población, aunque lo habitual es que lo sea. Se trata de un fenómeno que suele atenderse jurídicamente mediante un régimen especial de organización, competencias y financiación. La regulación de este régimen jurídico especial es competencia tanto del legislador estatal como autonómico, pudiendo concurrir leyes de ambos órdenes.

Las leyes de régimen especial de municipios de gran población aprobadas hasta ahora han sido:

  • Ley estatal 57/2003 de Medidas para la Modernización del Gobierno Local, que introdujo en la Ley 7/1985 Reguladora de las Bases del Régimen Local, Título X, un régimen especial de organización para los municipios de gran población.
  • Ley catalana 22/1998, de 20 de diciembre de la Carta Municipal de Barcelona, en concurrencia con la Ley estatal 1/2006, de 13 de marzo, por la que se regula el Régimen Especial del Municipio de Barcelona.
  • Algunas disposiciones de leyes ya citadas en este artículo, como la Ley balear 23/2006, de 20 de diciembre, de Capitalidad de Palma de Mallorca, y la Ley estatal 22/2006, de 4 de julio, de Capitalidad y de Régimen Especial de Madrid, que mezclan en sus textos hecho capitalino y régimen especial de municipio de gran población.

Delimitación entre el régimen especial de capitalidad, el régimen especial de los municipios de gran población y las soluciones jurídicas al fenómeno metropolitano

Finalmente, no deben confundirse ni el hecho capitalino ni la condición de municipio de gran población, con el fenómeno metropolitano y sus soluciones jurídicas. La existencia de un área metropolitana es algo que resulta de la confluencia en el territorio de diversos núcleos de población pertenecientes a distintos municipios, y entre los que se establecen relaciones sociales y económicas de diverso tipo, desbordando los límites administrativos de la ciudad tradicional, que se ciñe al municipio. Lo habitual es que un municipio de gran población confluya con otros municipios de gran población en la formación de un área metropolitana, o con municipios de una dimensión poblacional menor, aunque tampoco esto tiene que ser necesariamente siempre así, puesto que varios municipios de poca población también podrían generar un área metropolitana.

En cualquier caso, el fenómeno metropolitano desborda los límites del municipio y requiere de una solución jurídica supramunicipal (creación de entidades metropolitanas, mancomunidades, consorcios, aprobación de planes de ordenación del territorio, etc.), con el fin de atender a la planificación, coordinación y prestación de servicios y obras de alcance supramunicipal. Por el contrario, la capitalidad y la condición de municipio de gran población se ciñen al ámbito del municipio, aunque esta afirmación admita matices, desde el momento en que todo se encuentra interrelacionado.

La competencia para regular el fenómeno metropolitano es autonómica. Las únicas entidades locales metropolitanas vigentes en este momento son las correspondientes a las áreas metropolitanas de Valencia (Leyes valencianas 2/2001 y 8/2010), y Barcelona (Ley catalana 31/2010), mientras que, en avanzada tramitación, se encuentra el proyecto de ley del área metropolitana de Vigo. En las otras áreas metropolitanas españolas la problemática propia de éstas se aborda mediante otras fórmulas jurídicas que no han sido pensadas específicamente para este fin, pero que terminan por ser igualmente válidas y eficaces (mancomunidades, consorcios…).

Vía | Galán Galán, A., y Toscano Gil, F., “Las tres dimensiones de la gran ciudad”, en Troncoso Reigada, A. (Dir.) Comentarios a la Ley de Capitalidad y Régimen Especial de Madrid. Ley 22/2006, de 4 de julio, Thomson-Aranzadi, Madrid, 2006.

Imagen | Torres Kio

En QAH | El régimen jurídico especial de las grandes ciudades: la capitalidad (I)

RELACIONADOS