Patrimonio 


“La Capilla Sixtina valenciana” deslumbra de nuevo

Desde este mes de Febrero, Valencia ya tiene otra iglesia de visita obligatoria tanto para los residentes como para los turistas que decidan conocer la ciudad. La iglesia de San Nicolás y San Pedro Mártir, situada en el centro de la capital del Turia, abre de nuevo sus puertas para poder contemplar sus fascinantes frescos del siglo XVII recientemente restaurados.

Este templo inició su construcción en el  siglo XIII sobre una antigua mezquita gracias a la iniciativa del rey Jaime I el Conquistador, caballero medieval que conquistó la ciudad en 1238.  La iglesia estaba dentro del grupo de las primeras iglesias cristianas  que ordenó construir éste a su llegada a Valencia. Fue en esos momentos cuando su rector, llamado Raimundo, firmó como párroco de San Nicolás, de ahí el origen de la advocación a este santo; el cual, con el tiempo, ha dado origen al personaje de Santa Claus. En relación a San Pedro, se desconoce cuándo  se comenzó a dedicar también a éste.

Altar

Interior y exterior de la iglesia

Posteriormente, en el siglo XV, Alfonso de Borja (futuro papa Calixto III), que era el rector de la iglesia,  por iniciativa suya, la reformó en estilo gótico.

Si bien es que hoy en día el templo, exteriormente, sigue manteniendo su arquitectura goticista; su decoración interna por el contrario, está formada por frescos barrocos en los que se desarrolla un programa iconográfico sobre las vidas de San Nicolás y San Pedro, desde su infancia hasta su muerte, pasando también por diversos milagros; diseñadas por célebre pintor español del siglo XVII, Antonio Palomino, popular por las pinturas de la Basílica de los Desamparados y la iglesia de los Santos Juanes de esta ciudad del Levante y llevadas a cabo por su discípulo Dionís Vidal.

Otro artista a destacar de esta decoración barroca, es Perez Castiel,  el cual recubrió la bóveda gótica por una encamonada; se trata de una bóveda realizada con materiales de poco peso como maderas y recubierta de yeso.

En la parte de la izquierda de la nave central, si la visitamos, podremos ver las pinturas de la vida de San Pedro Mártir, destacando por ejemplo el milagro de la nubes, en el que un obispo hereje promete retractarse si el calor que están soportando todos los presentes ese día se detiene, y dicho esto, inmediatamente unas nubes cubren el sol, o su muerte como capítulo final.

san-nicolas-restauración-noticias-totenart

Trabajos de restauración de la iglesia

En el otro lado, se encuentran las escenas de la vida de San Nicolás, de las que destaca el episodio de las monedas y el padre con tres hijas que no tenía dinero para su dote y este santo le ayuda, o la vuelta a la vida de los tres niños que un cocinero utilizó para hacer comida.

Y para los que sean muy curiosos, podrán encontrar los retratos de estos dos artistas  en la cornisa derecha de la parte contraria al altar.

Por último, me gustaría terminar, hablando de la tradicional “Caminata de los lunes”, que  tiene lugar en esta iglesia.  Durante tres lunes seguidos, la gente viene a este lugar para pedir un deseo no material a San Judas Tadeo, patrón de las causas difíciles y desesperadas el cual tiene una capilla en esta iglesia.

Así, que ya saben, si vienen a Valencia un lunes, pueden contemplar la asombrosa iglesia de San Nicolás y San Pedro Mártir y pedir un deseo a San Judas Tadeo, quizás el de ¿volver de nuevo a la ciudad?.

Vía|sannicolasvalencia/jdiezarnal/Conferencia de Carlos Campos

Más información| sannicolasvalenciahttp://www.sannicolasvalencia.com/

Imagen|valencianews/totenart/lovevalencia

RELACIONADOS