Reflexiones 


Cannabis: tendencias reguladoras y España

La marihuana fue criminalizada a comienzos del siglo XX

La marihuana fue criminalizada a comienzos del siglo XX

Si Richard Nixon pudiera escuchar las cada vez más sonoras voces partidarias a favor de modificar la política antidroga mundial quizás no estaría muy satisfecho. Pero en cuanto a psicotrópicos se trata hemos pasado de la restricción y la persecución a una tendencia reguladora más permisiva. A todos nos sorprendió en Diciembre como Uruguay se convertía en el primer país del mundo en legalizar el mercado y consumo libre de cannabis, hecho que ha alentado a otros ocho países lationamericanos a plantearse nuevas formas de regulación.

En norte américa también se han salido del marco restrictivo los estados de Washington y Colorado recientemente, donde se ha legalizado su uso recreativo. Y en total, 20 estados permiten su uso medicinal. Además de los pioneros Bangladesh y Corea del Norte que respetan en sus ordenamientos jurídicos el consumo y la adquisición de marihuana.

En Europa las aguas están más calmadas y la regulación es más moderada. Con Amsterdam encabezando la fila, países como Dinamarca, Suiza o Reino Unido se suman a la tendencia. Además de Portugal, donde en el 2001 se despenalizó la posesión de drogas.

En nuestro Estado la legalización no parece el final del camino. La Ley Corcuera permanece vigente desde el 92, es una ley en la que se prohíbe la venta de cannabis además de su consumo o posesión en espacios públicos. El consumo y cultivo privado quedan excluidos como legales. Esta ley y sus vacíos han estimulado el crecimiento del numero de clubs o asociaciones de cannabis en nuestro país en los últimos años. Son ya más de 600 clubs vendiendo marihuana, sobretodo en Madrid, País Vasco y Cataluña. Más de 200 de estas asociaciones se encuentran en Barcelona, a la que no me extraña que algunos se permitan llamar “la nueva Amsterdam”.

Carnets de socio de diferentes clubs de cannabis de Barcelona

Carnets de socio de diferentes clubs de cannabis de Barcelona

En respuesta a la desregulación existente, la Físcalia del Estado elaboró el pasado agosto un documento llamado Sobre algunas cuestiones relativas a asociaciones promotoras del consumo de cannabis. En este documento se especificaban los procedimientos jurídicos acerca de los clubs. Sin embargo, también establece que el cultivo así como la posesión de la planta y sus derivados, aunque sean para uso privado, son actividades ilícitas mientras que no se cuente con una autorización administrativa.

Es más, actualmente el Gobierno quiere aprobar la Ley para la Protección de la Seguridad Ciudadana, que aparte de otros aspectos, triplica la sanción mínima (300 euros) por tenencia de estupefacientes en la vía pública, prohíbe el cultivo doméstico y la posibilidad de presentarse a un tratamiento de desintoxicación en sustitución a la multa.

Es contradictorio que España, casi liderando el consumo de cannabis en toda Europa, no siga la corriente reguladora mundial. En nuestro país la legislación narcótica será más estricta con la “Ley Fernández” y las sanciones serán el único control. Parecen ser tiempos duros para la droga blanda por excelencia.

Vía| El País

Más información| La Marihuana

Imágenes| El comercio

En QAH| La historia no revelada sobre las drogas legales (I)

RELACIONADOS