Especial Elecciones, Marketing, Política 


Campañas georreferenciadas

Geomarketing, fuerza y futuro de tu proyecto

¿Donde, cómo y de qué manera ubicamos a nuestro potencial votante sin dejarnos mucho en el intento?

El geomarketing se evidencia como la mejor herramienta para que coordinadores de campaña y sus equipos localicen potenciales bolsas de votantes dentro del amplio espectro de la geografía, dentro y  fuera de nuestras fronteras.

Ya sea una idea, una ambición o  proyecto político, difundir y dar a conocerla es la gran apuesta por el futuro de cualquier alternativa política. 

No siempre vamos a pretender “conquistar los cielos” centrándonos en aquel público más condescendiente con nuestra forma de pensar, sea o no pudiente, sea o no el de mayor edad; o el que adolece de la necesidad de unas mejores coberturas: Hay que orientar nuestra campaña para que cada gesto cuente.

El uso de redes sociales masivas (como Facebook, Twitter,…), temáticas (Instagram) e incluso algún que otro emulador social de capa caída como SecondLife, han demostrado ser una gran apuesta por el día a día, pero el ciudadano se ha mostrado más proclive en cuestiones políticas al contacto humano y al cara a cara con su candidato/a favorita.

Actualmente se está dando en nuestro país un resurgir por el valor político que viene acompasado por el proceso de las conversaciones parlamentarias para formar gobierno: el surgimiento de numerosos consultores y agencias de consultoras políticas que de manera creativa; orientan y rediseñan el medio (nunca el mensaje), de aquellas formaciones políticas que pretenden hacer eco de las voces de los ciudadanos en el conjunto bicameral de la política española.

Recientemente politólogos, gurús, experimentados cómplices de la voluntad pública y sensibles a la voluntad de la política nacional, se han maravillado  de las virtudes de un nuevo avance digital, que como en los campos de la neurología, medicina o la logística, catapultan el horizonte de oportunidades a nuevos campos aún por descubrir dentro del vasto mundo del marketing. He aquí uno de los más novedosos.

¿Geo+marketing? Este nuevo concepto, también explicado en el campo de la economía y el marketing para empresas, supone la fusión entre la georreferenciación mediante cartografía digital, el uso de tecnología GPS, y la gestión de la big data+ transparencia (Open Data) recabada. Su mezcla no es para tomársela a la ligera: la aplicación incorrecta de estos valores pueden hacerte dar un traspiés, gastar lo que no tienes y encima acabar dando un mitin con un enfoque totalmente inadecuado a causa de un despistado técnico informático.

El uso de grandes bases de datos se articula gracias a la gestión que hacen ministerios y agencias públicas de volcar su información en la web para el bien común en un proceso sin precedentes de transparencia. De estas gigantescas bases de datos multidisciplinares e implantadas en todos los ministerios y gobiernos autonómicos también se extraen datos útiles para este entramado.

Esta simbiosis entre el “Ud. está aquí” y  “la población dice que Ud. debería estar aquí“, da lugar a una aplicación tan certera como eficaz para la consultora en campañas electorales centradas en alcanzar el voto en cada calle, barrio y plaza. Los partidos de hoy en día no pueden seguir obviando el escenario favorable que supone para su objetivo el  “trabajar en la brecha” y pasear a simpatizantes y candidatos en zonas donde el potencial de voto sea evidente.

Pero no solo el geomarketing hace referencia a dónde debe acudir un candidato/a para disputar el voto más cercano a su causa; los sondeos internos desarrollados por los partidos exponen también la realidad que más les atrae; quiénes son aquellos votantes que son más proclives a coger su papeleta y dónde localizarlos. Este entramado de información enriquece el sistema y hace más exacta la aplicación a la realidad.

Los coordinadores de campaña de barrios y distritos, encargados de hacer el mapeo previo a las campañas electorales saben lo que sucede en su entorno más cercano, pero ¿cómo hacerlo claro y sencillo para los coordinadores locales, provinciales, y no hablemos ya del propio candidato? Estas aplicaciones permiten al equipo de campaña atacar puerta a puerta en aquellas zonas donde el voto es desfavorable o indeciso con una clara prioridad y celeridad que otros métodos no obtienen.

Evidentemente, orquestar todo esto “no es moco de pavo”. La gestión de estos datos debe ser hilada con sumo cuidado, cualquier error puede dar al traste con la gestión del mapeo y dejarnos completamente en la estacada con una campaña a medio montar, o trastocar los resultados y acabar haciendo campaña donde no es necesario.

slide_17

El Geomarketing  electoral se postula como un elemento tan indispensable como las encuestas o el trabajo en redes sociales para una campaña más cercana a los ciudadanos cada vez más críticos con el político al uso y más de hacer calle al ritmo de propuestas, besos en mejillas y diálogo con el ciudadano, a fin de cuentas, ¿dónde si no pedir el voto, que en aquellas calles y plazas donde no espera uno cruzarse al futuro presidente del gobierno?

Más información|  Juan Carlos Alcaide et al. Geomarketing. Marketing territorial para vender y fidelizar más. Ed ESIC.

Imágenes| Dialoga Consultores Vamos Construyendo y Slideplayer.es

En QAH| Qué es el Geomarketing

RELACIONADOS