Especial I Guerra Mundial, Historia 


Campaña de Galípoli (III): La Ofensiva de Agosto y el Final de la Campaña

  Tras los infructuosos desembarcos del día 25 el objetivo aliado era el de intentar avanzar hacia el interior y ampliar lo que su pudiera aquellas cabezas de playa en donde los aliados habían conseguido una mayor ventaja.

  Mientras los Anzac se defendían en el norte de los ataques de Kemal, en el Cabo Helles, el general al mando de la 29ª División, Sir Aylmer Gould Hunter-Weston, ordena un avance hacia el norte. Los aliados avanzan casi 3 km y consiguen entablar contacto con los soldados del 2º del South Wales Borderers, estableciendo así para el día 27 una primera línea que iba desde el norte de la playa X hasta el norte de la bahía de Morto, donde se encontraba la playa S.

  Para el día siguiente el general Hunter-Weston tenía preparado un plan para atacar las líneas turcas y acercarse al objetivo de Achi Baba. Al suroeste de esta posición se encontraba la localidad de Krithia, el primer objetivo de la ofensiva que daría nombre a una sucesión de batallas que se producirían durante los días siguientes.

Batallas por Krithia

  A las 8.00 horas, tras un bombardeo previo, los regimientos de la 29ª División se lanzaron al ataque. En un primer momento las unidades avanzaron en orden y sin encontrar oposición, pero en cuanto llegaron a las primeras líneas otomanas todo el plan comenzó a desbaratarse. Los regimientos y brigadas comenzaran a perder la cohesión unos con otros y el avance se vio detenido en muchos sectores; hacia el mediodía las unidades aliadas empezaron a retroceder hacia sus posiciones de partida.

800px-MapHellesWarZoneGallipoli1915

Batallas por Krithia.

  Sir Ian Hamilton, conocedor de que los otomanos estaban trasladando tropas al sector de Helles debido a la situación de tranquilidad que se vivía en la playa del Anzac, decide lanzar una nueva ofensiva para capturar Achi Baba antes de que las defensas establecidas por los turcos se refuerzan y sean insuperables. El plan, dispuesto para el día 6 de mayo, era bastante similar al de la primera batalla de Krithia. El ataque comenzó a las 11.00 horas del 6 de mayo, algo más tarde de lo programado. Durante ese día no fue alcanzada ninguna posición de la línea defensiva otomana.

  Tras el fracaso de las ofensivas, el frente se estancaría tanto en Helles como en Anzac. Durante los meses siguientes no se produciría un intento serio de romper este estancamiento hasta la ofensiva de agosto.

La Ofensiva de Agosto

Hamilton decidió que esta vez el movimiento importante debería hacerse desde el sector Anzac, que había permanecido prácticamente inamovible desde los desembarcos. El plan de lanzar una nueva ofensiva desde el sector del Anzac ya había sido planteado por el teniente general William Birwood, comandante del cuerpo australiano y neozelandés, a mediados de mayo propuso llevar a cabo un ataque desde el flanco izquierdo de las posiciones Anzac y lanzarse sobre Sari Bair. Hamilton no mostró interés en dicho plan, aunque tras los fracasos de Krithia cambiaria de opinión.

451px-William_Birdwood

Teniente general William Birwood.

 Durante el tiempo transcurrido entre la idea original de Birwood y la nueva ofensiva, el propio Birwood fue ampliando las ideas para la nueva ofensiva; al plan inicial se sumó un nuevo ataque frontal sobre Third Ridge, para rodear completamente la colina Baby. Al saber también de la llegada de nuevas divisiones, Birwood añadió un nuevo desembarco en la bahía de Suvla, al norte de la posición del Anzac, una posición con buenas playas y fácilmente defendibles. A mediados de julio quedó totalmente establecido el plan de la nueva ofensiva, con la fecha fijada para el 6 de agosto.

En la tarde del 6 de agosto dio comienzo la nueva ofensiva, que fue precedida por una serie de bombardeos, procedentes de la artillería y de los buques, durante los días previos. Birwood ordenó realizar ataques de distracción sobre las posiciones turcas en el flanco sur. La 1ª División Australiana y la 3ª Brigada australiana de caballería ligera llevaron a cabo una serie de ataques sobre las posiciones enemigas en Quinn’s Post, The Nek y Lone Pine, con un coste terrible para los australianos.

800px-Suvla_from_Battleship_Hill

Bahía de Suvla en la actualidad.

  En la noche entre el 6 y el 7 de agosto dio comienzo el desembarco en la bahía de Suvla sin encontrar casi ninguna oposición. A lo largo de la noche fueron desembarcando el resto de unidades. Al mediodía del 7 de agosto se encontraban desembarcados alrededor de 15.000 efectivos; pero la descoordinación volvió a lastrar una vez más las acciones aliadas; el avance desde la bahía hacia el interior se hizo lentamente.

  Al anochecer del 6 de agosto se llevó a cabo el ataque de las laderas de Chunuk Bair que debía permitir la toma de la cordillera de Sari Bair. Para dicho ataque en el flanco norte de las posiciones del Anzac, Birwood destinó a la División Australiana y Neozelandesa del general Alexander Godley, reforzada por unidades de la 13ª División británica y por la 29ª Brigada india.

  Las unidades avanzaron en dos columnas formadas por la 4ª Brigada australiana del general de brigada John Monash, la 29ª Brigada india del general Herbert Cox y la Brigada Neozelandesa de infantería del general brigadier Francis Johnston.

Battle_of_Sari_Bair,_showing_the_British_attack,_6–8_August_1915

Batalla en Sari Bair.

  La brigada neozelandesa de Johnston debía ascender y ocupar las posiciones en Chunuk Bair. Al amanecer del día 7 su brigada se encontraba a solo 600 metros de la cima de Chunuk Bair; Johnston ordenó avanzar a sus hombres con las primeras luces del día, pero fueron frenados tras un breve avance de 80 metros con un gran número de bajas. Ante la situación, Johnston decidió esperar a la llegada de refuerzos, al anochecer del 7, para lanzar un nuevo ataque.

El ataque se inició con las primeras luces del 8 de agosto, encabezado por el Batallón de infantería de Wellington, al mando del teniente coronel Malone y apoyado por dos batallones británicos. Tras un breve ataque artillero, los soldados se lanzaron sobre las posiciones turcas en la cumbre, que habían sido desalojadas a causa del bombardeo. Los soldados aliados habían conseguido por fin, desde el 25 de abril, llegar a las partes. Pero los turcos iniciaron una serie de contraataques para desalojar a los aliados de la cima. Durante varias horas los soldados neozelandeses consiguieron repeler los ataques enemigos, pero finalmente se vieron obligados a retroceder ante la ausencia de la llegada de nuevos refuerzos, formando una nueva línea defensiva a los pies de la cima, quedando así la cima como tierra de nadie, con aliados y turcos a un lado y otro. La llegada de nuevos refuerzos turcos, encabezados por el coronel Mustafá Kemal, terminaron de romper la balanza, obligando a los aliados a replegarse de las posiciones ganadas en las pendientes de Chunuk Bair.

W_Beach_Helles_Gallipoli

Evcuación en la playa W.

  La ofensiva de agosto había fracasado definitivamente; y solo quedaba una cosa por hacer, la evacuación de las tropas y la retirada definitiva de Galípoli, la cual comenzó en el mes de diciembre y finalizó el 9 de enero de 1916. Esta acción, curiosamente fue la única de toda la campaña de Galípoli que se realizó de manera completamente exitosa.

 

 

 

En colaboración con QAH|La Gran Guerra: Sangre, Barro y Trincheras.

Vía| Desperta Ferro Contempoánea, Nº 8: Galípoli, 1915. 2015.

Imágenes| Krithia, Birwood, Suvla, Sari Bair, Evacuación.

En QAH| Campaña de Galípoli (I): Un Nuevo FrenteCampaña de Galípoli (II): Los DesembarcosCarnicería entre Europa y Asia, medio millón de bajas en Galípoli; Especial Primera Guerra Mundial (1914-1918)

RELACIONADOS