Trending 


¿Buscar el contacto con círculos sociales o culturales que no piensan como nosotros?

La auténtica amistad es algo espontáneo que nace sin reglas fijas, misteriosamente, entre dos personas afines y surge una conexión que a veces es capaz de trascender prejuicios y odios de colectivos enfrentados. Así, son famosos los casos de veteranos de guerra de bandos enemigos que se hicieron amigos en la situación más adversa posible y siguieron en contacto décadas después de concluir la guerra. También hay madres de soldados que decidieron conocerse y hermanarse a pesar de que sus hijos perdieron la vida luchando entre sí o rivales deportivos que tras años de dura batalla pasan a llamarse a diario para saber cómo sigue su enemigo favorito.

[iframe id="frame-dontknow" frameborder="0" scrolling="no" width="300" height="350" src="http://www.dontknow.net/widget/106673/leticia-soberon-establecer-vinculos-amistad-personas-otras-regiones-opiniones-sobre-nacionalismos-si"]

Da la impresión de que reunir fuerzas para salir del propio círculo cultural o social conlleva asumir muchos riesgos y realizar un esfuerzo extra que la mayoría no está dispuesta a hacer. Sin embrago, lo que cuentan los que han dado este paso casi nunca es malo, más bien lo contrario: una oportunidad, casi siempre fortuita, que les permitió vivir más intensamente.

Captura de pantalla 2014-10-06 a la(s) 14.38.23

Captura de pantalla 2014-10-06 a la(s) 14.38.23 Muchas personas y escritores con mezcla de sangre o que han vivido de cerca, en sus familias, distintas religiones y culturas han decidido con frecuencia hablar y escribir sobre nacionalismos; probablemente, porque ven mejor que el resto los malentendidos y errores que se cometen constantemente. Escritores como el franco-libanés Amin Maalouf o el ciudadano del mundo y experto en nacionalismos Benedict Anderson no saben qué contestar cuándo se les pregunta qué país o cultura es la que sienten como la suya: “una mezcla de varias”.

 

La autora turca Elif Shafak trató hace unos años, en una novela, el conflicto histórico entre turcos y armenios. Pese a ser una obra de ficción tuvo que hacer frente a duras críticas en su país por atreverse a profundizar en un tema tan espinoso. En un discurso para TED de 2010 (The politics of fiction) Shafak dejó esta advertencia que le transmitió su abuela: “Si quieres destruir algo en esta vida, ya sea el acné, una mancha o el alma de un ser humano, lo único que tienes que hacer es rodearlo de gruesos muros. Lo que quede dentro se secará solo.”

 

Shafak explicaba después cómo son maravillosos los amigos de la infancia, nuestros vecinos, compañeros y compatriotas, pero llegado el momento es imprescindible buscar conexiones fuera de todo lo conocido para que no se seque la imaginación ni el corazón. Nunca es bueno pasarse el día viendo solo tu propio reflejo como en un espejo.

¿Y tú, qué opinas? 

 

Por Miguel Olalquiaga

RELACIONADOS