Actualidad Jurídica, Jurídico 


Bruselas golea a España en el descuento

Con la resaca de la eliminación europea todavía candente en el panorama futbolístico español, la Comisión Europea ha terminado de rematar la temporada para más de un club de nuestra liga, resolviendo varios expedientes pendientes y declarando ilegales diversas ayudas del Estado que les fueron concedidas por unas cantidades que oscilan entre 50 y 70 millones de euros.

#actualidadQAH

#actualidadQAH

El primero de los expedientes cuya mayor repercusión económica puede tener, se refiere a los supuestos beneficios indebidos que la Comisión considera recibió el Real Madrid C.F. por una permuta de terrenos. Dicha operación se remonta a finales de los noventa, cuando el Ayuntamiento madrileño suscribió un convenio para ceder al club unos terrenos que finalmente no llegaron a traspasarse. Para compensarlo, el consistorio le concedió en 2011 otros terrenos por valor de 22,7 millones de euros. Ese cálculo provenía de una nueva tasación que se hizo de esa superficie, muy superior a los 595.000 euros en que habían sido valorada en 1998. La investigación independiente que abrió la Comisión para determinar si la cantidad adjudicada al Madrid se ajustaba a las reglas cifró esa indemnización debida en solo 4,3 millones, por lo que ahora se apremia al Estado a recuperar para las arcas públicas los 18,4 millones de más que recibió el Real Madrid.

Por su parte, otro de los expedientes que en su conjunto mayores consecuencias puede acarrear, afecta a varios clubes de la comunidad valenciana, que tras la investigación de los técnicos de la Comisión Europea de los avales otorgados por el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) por préstamos concedidos al Valencia C.F., Hércules, C.F. y Elche, C.F, han considerado que dichos avales públicos concedido cuando los clubes atravesaban dificultades económicas, les permitió obtener préstamos en condiciones más favorables, y que, al no haber pagado una remuneración adecuada por ellos, se beneficiaron de una ventaja económica frente a otros equipos, intimándoles a devolver ahora una cantidad de 20,4 millones, 6,1 millones y 3,7 millones, respectivamente.

Hay un tercer expediente cuyas repercusiones financieras son mucho menores, en concreto, Bruselas considera que el Real Madrid, el FC Barcelona, el Athletic Club de Bilbao y el Club Atlético Osasuna recibieron un trato fiscal privilegiado durante 20 años, al quedar exentos de la obligación general de transformarse en sociedades anónimas deportivas (SAD) durante ese periodo.

En este sentido, el regulador europeo entiende que al acogerse al régimen de fundaciones y no al de SAD, los cuatro clubes disfrutaron de un tipo fiscal más ventajoso pasando del 25 % frente al 30 % del resto de clubes, motivo por el cual les exige el pago de una sanción de entre 0 y 5 millones de euros para cada equipo, aunque la cuantía final deberán fijarla las autoridades españolas en el proceso de recuperación de las ayudas.

Fuentes comunitarias han apuntado que las autoridades españolas disponen ahora de un plazo de dos meses para determinar la cuantía de las ayudas que deben ser recuperadas, al que se sumarán otros cuatro meses para cumplir con la devolución.

En resumidas cuentas, lo que parece desprenderse de estas resoluciones, es que el Ejecutivo Comunitario se mantiene vigilante a la hora de velar por el cumplimiento de las reglas de mercado y censurar los posibles beneficios otorgados que puedan distorsionar la competencia ente clubes, a pesar de que en ninguno de los expedientes entrar a valorar directamente si tal dinero público debieron usarse para estos fines o no, aspecto que entendemos nuclear.

No obstante, y sin ánimo de incitar a la polémica, hay que recordar que estas resoluciones se han hecho públicas el mismo día en que Bruselas ha optado por no castigar esquemas similares utilizados para favorecer a cinco equipos de fútbol holandeses.

Vía | Noticia 

Imagen | Imagen 

RELACIONADOS