Redes Sociales, Tecnología y Social Media 


Breve introducción al SEO onpage

Todo aquél que empiece en el mundo del SEO tiene que conocer aunque sea de forma básica los fundamentos del SEO onpage, que es el SEO que se realiza en la propia web a posicionar en los motores de búsqueda.

En el mundo del posicionamiento web existen básicamente dos formas de realizar SEO, que deben establecer una sinergia para conseguir las metas de posicionamiento que te hayas propuesto. Estas son el SEO offpage y el SEO onpage.

Por SEO offpage conocemos las técnicas de linkbuilding, o creación de enlaces / backlinks, el uso de las redes sociales y nuestra marca personal / de marca o branding. Estas técnicas son imprescindibles para conseguir un buen posicionamiento web, pero todo ello será casi en vano si no disponemos de una correcta optimización onpage en nuestro sitio web.

El SEO onpage son un conjunto de técnicas que permiten optimizar tu página web de cara a los motores de búsqueda, aunque también de cara al usuario.

Vamos a ver algunas de estas técnicas, siempre básicas para tener un sitio web bien optimizado.

 

1. Velocidad de carga.

Esta lista no está ordenada de mayor a menor importancia, ya que consideramos todas ellas de igual importancia. La primera que vemos es la velocidad de carga de nuestra web.

Un sitio web muy pesado, que tenga que cargar imágenes de más de 1 mb, o que tenga que cargar numerosos archivos JavaScript o con un código excesivamente largo o complicado, tendrá una respuesta de usuario muy negativa, ya que está comprobado que una web que tarde más de 4 segundos en cargar, es mal vista por el visitante o directamente significa que un usuario abandone la navegación por nuestra web por resultarle demasiado lenta.

Este factor es muy importante desde hace relativamente poco tiempo, ya que Google lo ha incluido en su lista de factores de posicionamiento, más ahora que un elevado porcentaje de usuarios navegan desde sus dispositivos móviles, en los que la tarifa de datos se consume más rápido cuanto más pese un sitio web.

Para reducir la velocidad de carga de tu página web, puedes empezar reduciendo el tamaño de los archivos (imágenes, vídeos…) que aparecen en tu web, mediante compresores por ejemplo. Puedes comprimir tu código HTML para que ocupe menos espacio, o también puedes mejorar tu hosting web, contratando uno más cercano físicamente a la geolocalización de tus visitas.

 

2. Correcto uso de etiquetas meta.

Las etiquetas meta no son visibles para los usuarios, ya que se localizan en el <head> de nuestra web, pero sí son visibles para los robots de los motores de búsqueda que rastrean nuestra web.

Algunas de estas etiquetas son decisivas de cara al SEO, como por ejemplo la etiqueta description y content, que serán las etiquetas que usarán los motores de búsqueda para mostrar tu web en su lista de resultados.

La etiqueta title se escribe entre <title> y </title>, es una de las más importantes, ya que dice a los motores de búsqueda de qué trata tu web y deberías incluir en ella una o varias de las keywords para las que deseas posicionar.

Hay multitud de etiquetas meta, puedes encontrar mucha más información con una sencilla búsqueda en internet.

 

3. Contenido.

 

El contenido de tu página web debe ser original y lo más extenso e interesante posible. Una gran idea es crear un blog o una sección noticias en tu sitio web, donde escribas regularmente sobre tu nicho de mercado, tus clientes, y en general sobre tu día a día.

Debes cuidar tus contenidos, tienen que ser extensos y muy descriptivos, pero a la vez que sean interesantes para el usuario y que concentren su atención y puede que incluso les convenzan para contratar tus servicios o comprar tus productos.

 

4. Usabilidad.

 

Una web en la que el usuario no puede encontrar fácilmente como contactar contigo, o no puede acceder a alguna sección por culpa de un error 404 no es admisible de cara al posicionamiento web.

Debes fijarte en los errores de tu sitio web y solucionarlos, una buena idea es darte de alta en alguno de los servicios para webmasters, como el de Google o el de Bing.

Si tienes una tienda online, que el usuario pueda encontrar fácilmente el producto que busca, y que se le informe de forma transparente de los costes y que tenga facilidad de pago, es crucial para que la usabilidad de tu tienda sea suficientemente buena como para que un posible cliente realice una compra en tu web.

 

En resumen, debes optimizar tu página web de forma interna para mejorar estos 4 aspectos. Si consigues esto, junto una buena estrategia de SEO offpage, conseguirás cualquier meta que te propongas.

Imagen| seocoaching.co

RELACIONADOS