Economía y Empresa 


‘Branding’ (II): ¿cuáles son sus requisitos?

El mes pasado, en el artículo anterior, explicábamos qué significa dicho término, qué objetivos persigue,  y cuál es su importancia. En la publicación de hoy desarrollaremos cuáles son sus requisitos, ya que debemos seguir unas pautas a la hora de crear y construir una marca de forma efectiva, porque poner nombre a una marca es un proceso complejo y es importante cuidar algunos detalles cruciales.

'Branding' (II): ¿cuáles son sus requisitos?

Brand

Dichos requisitos son:

1. Brevedad: siendo el nombre de una o dos palabras como máximo y cada una de ellas, de no más de dos sílabas, guardando el principio de economía visual y oral. Está comprobado que cuando los nombres son largos, los consumidores tienden a acortarlo. Ej.: la marca ‘Sony’

2. Fácil lectura y pronunciación: se requiere dicha facilidad para que el posible comprador quede impactado por los mensajes que contenga el producto con su marca. También es sustancial, porque se le facilita la solicitud al vendedor. Un claro ejemplo de una marca con difícil pronunciación es ‘Häagen Dazs’ que ha tenido que hacer grandes esfuerzos de comunicación para enseñar a los consumidores la pronunciación del nombre.

3. Eufonía: es influyente que el nombre sea agradable al oído, ya que de esta forma es más fácil de recordar el producto y su marca. Ejemplo de ello es la marca ‘Boing’ ya que utiliza la mayor energía sonora en un corto espacio de tiempo.

4. Fácil de memorizar: si cumple este requisito, se pide el producto de forma más sencilla tanto en la compra como en la recompra. Ej.: Pastas ‘Gallo’.

5. Asociación y evocación: dicho requerimiento implica que cuando el nombre de la marca venga a la memoria o nos lo recuerden, esté relacionado con el producto de que se trate. Con ello se interpretan rápida y sencillamente los mensajes relacionados con el producto. Ej.: la marca ‘Panrico’.

6. Y por último, protección legal: la marca debe ser registrada, porque hay algunos nombres cuyo registro está prohibido por la Ley de Marcas, y porque dicho nombre ya puede estar registrado.  Un ejemplo claro de prohibición, sería querer registrar la marca LAKOSTEE para calzado, estando registrada la marca LACOSTE para ropa, existiendo entonces un riesgo de confusión y de asociación de marcas. Dichas prohibiciones podemos encontrarlas en el BOE, Ley 17/2001 de 7 de diciembre, de marcas, artículos 5 y 6.

Si tenemos en cuenta todos estos aspectos, seguro que elegiremos un buen nombre para la marca de nuestros productos y nos simplificará diferentes tareas, como darnos a conocer de forma más sencilla.

En la próxima publicación sobre el ‘Branding’ veremos cuál es la metodología que debemos seguir para crear el nombre de nuestra marca, mientras tanto pueden ir aplicando estos conceptos teóricos a la práctica.

Vía|  Serrano Gómez, C. Gestión, Dirección y Estrategia de Producto Esic Madrid

Más información| Blogpyc, BOE

Imagen| Brand

En QAH| Branding (I): ¿qué es, cuál es su objetivo, y qué importancia tiene? ¿Qué es el “Personal branding”?

Video| Youtube: Spot Panrico

 

RELACIONADOS