Moda 


Bolsos de Hermés, bolsos con historia

Ellas son famosas, marcan estilo, marcan tendencia, todo el mundo las envidia, y por si fuera poco, los modistos y firmas de moda de la más alta gama bautizan con su nombre a sus más bellas creaciones, bolsos que cientos de mujeres lucirán colgados del brazo orgullosas de llevar un “birkin” o un “kelly” (entre otros…). Claro está que para eso hay que tener un nombre con algo de gancho. Si os digo la verdad, no me imagino yo a nadie diciendo mirad, llevo un “Díaz-Fraile” o llevo un “García Hernández“. Los apellidos españoles no suelen tener demasiado glamour en ese sentido. Pero sueños aparte, repasemos un poco algunos datos sobre estos bolsos que sin duda son ya bolsos de colección:

Captura de pantalla 2014-10-26 a la(s) 18.58.38El Kelly de Hermés, creado en 1925 bajo el nombre  oficial de “Haut à courroies” (“con correas encima”) se ideó inicialmente para transportar accesorios de equitación, debido a su gran tamaño si bien se lanzó posteriormente al mercado un modelo más pequeño y funcional que podrían usar las mujeres. El cambio de nombre fue en los años 50 cuando  la princesa Grace Kelly de Mónaco lo usó para ocultar su embarazo de los medios. Las imágenes tuvieron tanta repercusión que desde entonces se le conoce como el Bolso Kelly de Hermès.

Siguiendo con la casa francesa Hermés, encontramos una historia todavía más curiosa en referencia con el bolso Birkin. Jane Captura de pantalla 2014-10-26 a la(s) 19.08.02Birkin, actriz y cantante inglesa de la década de los 60, protagonizó una historia curiosa, casualidades de la vida que te regalan un golpe de suerte, y es que en un viaje de avión se le cayó accidentalmente el contenido del bolso. Casualidades de la vida, su compañero de asiento resultó ser el presidente de la compañía Hermés, que se ofreció a diseñarle un bolso a medida. La cantante diseñó pues un boceto de su bolso ideal, creando así el modelo del clásico que conocemos ahora como “Birkin”.

Sabéis que me encanta descubrir las historias que esconden piezas de colección como prendas y complementos que han pasado a la historia. Creo que “humaniza” a esos objetos el saber que detrás de ellos ha habido inspiración y no sólo acción mecánica. De cualquier forma, con o sin nombre famoso detrás, son auténticas piezas de colección que merecen tener anécdotas bonitas como historia inspiradora.

Vía| Fall in Couture

Imagen| Fall in Couture

 

 

 

 

RELACIONADOS