Cultura y Sociedad, Historia 


Blitz, blitzkrieg y la batalla de Inglaterra: ¿cómo diferenciarlas?

Blitz, blitzkrieg y la batalla de Inglaterra: ¿cómo diferenciarlas?

Los tres conceptos presentes en el título, englobados en el ámbito de la Segunda Guerra Mundial, están relacionados pero son cuestiones diferentes, y precisamente por ello, por lo uno y lo otro, suelen confundirse o usarse erróneamente. El término blitzkrieg es el más general y a pesar de hacer referencia a una forma de combatir del ejército nazi, también se puede aplicar a otros teatros de operaciones y momentos. En cambio, los otros dos conceptos tienen que ver con los combates aéreos que enfrentaron a Reino Unido con Alemania en los primeros años de la guerra, principalmente en 1940. Por este ámbito común es por lo que se suelen confundir, y por ser palabras provenientes del alemán y similares, Blitz y blitzkrieg son también tomadas por sinónimos de manera errónea.

La blitzkrieg, también conocida como guerra relámpago, fue una estrategia de combate caracterizada por una rápida movilidad de las tropas de tierra, apoyadas con eficacia desde el aire. Gracias a ella se pudieron llevar a cabo acciones y operaciones de conquista sorprendentes en su momento. En apenas unos días las fuerzas alemanas llegaron a tomar y dominar extensiones enormes de territorio enemigo.  Polonia, en 1939, o la toma de Francia, en 1940, son claros ejemplos de esta forma de combatir. Las acciones de la Luftwaffe, el ejército del aire nazi,  eran vitales en la blitzkrieg. La Blitz, que detallaremos a continuación, también es básicamente guerra aérea, pero la confusión tiene su origen, como decía, en la similitud sintáctica del término no por alguna relación semántica.

Bombardeos en Londres

La Blitz, que podría traducirse por relámpago, hace referencia a los ataques que sufrió de forma continua desde el aire el Reino Unido entre septiembre de 1940 y mayo de 1941. Los bombardeos sobre la isla se repitieron durante toda la guerra, pero estos meses fueron los de mayor dureza para la población de las ciudades británicas. Con el objetivo de preparar el terreno para una conquista de las islas británicas, los alemanes bombardearon con saña gran número de objetivos en Reino Unido. Por lo tanto, el término Blitz se usa para este periodo y para aquella operación de bombardeo sistemático de objetivos británicos por parte de los nazis.

Y por último tenemos la batalla de Inglaterra, que está estrechamente relacionada con los ataques aéreos de los que hablábamos en el párrafo anterior. En 1940, la RAF (Royal Air Force), el ejército del aire británico, opuso fiera resistencia con sus cazas a los ataques alemanes. Estos enviaban grupos de bombarderos, dentro de la Blitz, protegidos por cazas, a los que hacían frente aviones británicos. Durante los meses centrales de aquel año, especialmente agosto y septiembre, el pulso sobre el cielo de Reino Unido fue duro, y aquellos combates entre aviones nazis y británicos son lo que se conoce como la batalla de Inglaterra, que como vemos, estuvo destinada a entorpecer la efectividad de la Blitz nazi.

 

En colaboración con QAH| Curistoria

Más información| Dictionary of the Second World War, de Stephen Pope y Elisabeth-Anne Wheal, La tormenta de la guerra, de Andrew Roberts

RELACIONADOS