Jurídico 


Blanqueo de capitales, independencia y secreto profesional (I)

PBCDe entre todos los temas de actualidad que nos podemos encontrar en el mundo de la abogacía de los últimos años, el desarrollo de una legislación férrea para la prevención del blanqueo de capitales ha sido uno de los más importantes.

Sin duda, cualquier lector al que se le transmita que en los últimos años se ha trabajado duro para luchar contra el blanqueo de capitales y de ese modo, luchar contra un crimen medible a escala mundial, comenzaría a creer que, efectivamente, los juristas logramos alcanzar objetivos que van a ser beneficiosas para el conjunto de la sociedad, y no dudaría de calificarlo como un avance sin precedentes. Pero la pregunta sería la siguiente: ¿qué opinaría un abogado en ejercicio, acerca de esta nueva legislación en torno al blanqueo de capitales?

Contexto general

En primer lugar, es necesario que el lector tenga en cuenta que este escenario surge, como suele a lo largo de la historia, a partir de un objetivo a lograr, unos medios para ello y la problemática inevitablemente ligada a todo ello.

En este caso, el objetivo vendría de la mano de la lucha contra el blanqueo de capitales, así como contra todos los delitos económicos que se han venido desarrollando en los últimos años de la mano de fenómenos tan afamados como peligrosos tales como la globalización. Es a partir de este problema cuando la comunidad internacional en general, y los diferentes estados en particular, se ven obligados a buscar la forma de solucionarlo mediante la elaboración de una ley que lo regule. Surge entonces el problema que en este articulo tratamos, el referente al choque que se produce de esta legislación con el ejercicio de profesiones ligadas a la abogacía.

En este sentido, el problema que surge con el ejercicio de la abogacía en particular, viene de la mano de la limitación de la libertad en el ejercicio de la profesión y la vulneración de la obligación del secreto profesional y confidencialidad a la que esta sujeto el abogado para con su cliente.

Origen

Fue a partir del 11 de septiembre de 2001, con los desgraciados atentados contra la ciudad de Nueva York, y contra la paz mundial en general, cuando salieron a la luz y empezaron a ser debatidos temas referentes a las vías ilegales de financiación que, en la mayoría de las ocasiones, eran pases directos para la financiación de grupos terroristas. Es por tanto a partir de este momento cuando se hace mucho más fuerte la lucha contra las vías de financiación ilegales.

GAFI (Grupo de Acción Financiera Internacional)

El actualmente conocido como GAFI, es un organismo intergubernamental que establece estándares, regulaciones y operaciones para la lucha contra el blanqueo de capitales y el terrorismo.        

De acuerdo con las diferentes regulaciones emitidas por este organismo, la Unión Europea ha emitido tres directivas que han marcado un antes y un después en la regulación de este tema.

–       Directiva 308/CEE del Consejo.- a de acuerdo con sus preceptos, se aumentan las medidas de prevención del uso del sistema financiero para blanquear dinero estableciendo la obligación de identificar a los clientes en transacciones de más de 15.000 euros y de prestar atención a operaciones sospechosas que son definidas en la citada Directiva.

–       Directiva 2001/97/CE.- modifica la anterior Directiva del Consejo ampliando la definición de blanqueo de capitales y estableciendo nuevas obligaciones en torno a ella.

–       Directiva 2005/60/CE.- establece las bases del actual sistema del blanqueo de capitales.

En un segundo post, hablaré del impacto para las profesiones jurídicas y  de los conflictos que se plantean.

Vía | Estatuto General de la Abogacía Española, Ley 10/2010 de 28 de abril de Blanqueo de Capitales, Artículo Marta Busquets Gallego: «El secreto profesional de los Abogados y la obligación de información en el marco de la Ley de blanqueo de capitales»

Imagen | Blanqueo de dinero

En QAH | La deontología profesional del abogado

RELACIONADOS