Hay Derecho Joven, Jurídico 


BITCOIN: (II) ¿Cómo tributa el Bitcoin?

Firmado por: Matías Fernández Corona

A priori pudiera resultar bastante obvia la dinámica de tributación del Bitcoin, pues seguro que lo primero que se nos viene a la cabeza es que las potenciales plusvalías obtenidas con esta criptodivisa estarían gravadas por el IRPF en su modalidad de ganancias o pérdidas patrimoniales.

Igualmente, y por el mismo hecho impositivo, estaría gravado en caso por el Impuesto de Sociedades, o por el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones.

Al fin y al cabo, si compro un activo que goza de un incremento de valor, tendré que tributar por esa plusvalía.

Pero, ¿y qué pasa con el IVA? ¿Son operaciones sujetas? La solución a este problema ha suscitado no pocos quebraderos de cabeza.

La Dirección General de Tributos, en respuesta a una consulta vinculante, el 30 de marzo de 2015, se encargó de arrojar luz a este respecto. Así, declaro que, como operación financiera, el uso del Bitcoin quedaba sujeto pero exento del Impuesto sobre el Valor Añadido. De este modo, señala la DGT:

“Las monedas virtuales Bitcoin actúan como un medio de pago y por sus propias características deben entenderse incluidas en el concepto de “otros efectos comerciales” por lo que su transmisión debe quedar sujeta y exenta del impuesto”.”

Esta decisión se basa en el Artículo 135.1.d) de la Directiva 2006/112/CE del Consejo, de 28 de noviembre de 2006, la cual señala que los Estados Miembros declararan exentas las operaciones siguientes:

“d) las operaciones, incluida la negociación, relativas a depósitos de fondos, cuentas corrientes, pagos, giros, créditos, cheques y otros efectos comerciales, con excepción del cobro de créditos;”

Por tanto, la DGT asimila cada vez más el uso de esta moneda virtual a los medios de pago existentes, quedando exenta de tributación. Pero desde luego, no la reconoce como moneda de curso legal, toda vez que no declara la exención en base al apartado e) del Artículo 135.1 de la Directiva, que declara la exención para:

“e) las operaciones, incluida la negociación, relativas a las divisas, los billetes de banco y las monedas que sean medios legales de pago, con excepción de las monedas y billetes de colección, a saber, las monedas de oro, plata u otro metal, así como los billetes, que no sean utilizados normalmente para su función de medio legal de pago o que revistan un interés numismático;”

Habrá que esperar al 22 de octubre del 2015, a la Sentencia del TJUE, asunto C-264/14 para encontrar incluido este precepto en la definición de Bitcoin, que sí la declara dentro de este supuesto:

“En consecuencia, procede concluir que el artículo 135, apartado 1, letra e), de la Directiva del IVA se refiere igualmente a unas prestaciones de servicios como las controvertidas en el litigio principal, consistentes en un intercambio de divisas tradicionales por unidades de la divisa virtual «bitcoin», y viceversa, y realizadas a cambio del pago de un importe equivalente al margen constituido por la diferencia entre, por una parte, el precio al que el operador de que se trate compre las divisas y, por otra, el precio al que las venda a sus clientes.”

En conclusión, la compraventa de Bitcoins no está sujeta a IVA. Ahora bien, teniendo en cuenta que cada vez más es posible adquirir bienes y servicios a cambio de Bitcoins, es preciso matizar que estos intercambios sí estarán sujetos a IVA, pues toda compra de un bien o prestación de un servicio tributará por el impuesto indirecto. Desde luego, ese IVA será pagadero por el obligado tributario en divisa de curso legal, esto es: Euros.

* Imagen| Pixabay
* En QAH|Bitcoin (I): ¿Qué es el Bitcoin?
Eso es todo. ¡Disfruta escribiendo tu artículo!

RELACIONADOS