Economía y Empresa 


Biomimética: Pregunta a la naturaleza e imítala

La naturaleza nos lleva millones de años de ventaja en cualquier campo y por ello, siempre ha sido un referente para el hombre. Por ello, muchas de las cosas que nos rodean en nuestra vida cotidiana están concebidas o tienen un funcionamiento similar a cómo funciona en la naturaleza. La idea de que los humanos pueden emplear  diseños basados en la naturaleza no es nuevo, ya hace más de 400 años, Leonardo da Vinci se basó en ella para inspirarse en sus máquinas voladoras a través del estudio de los pájaros. Otro ejemplo es el velcro, un material que todos conocemos, basado en las flores de cardo. Este material fue descubierto en 1948 por el ingeniero suizo Georges de Mestral un día que paseaba con su perro, el cual descubrió lo complicado que resultaba desenganchar sus pantalones y del pelo de su perro los frutos del cardo alpino (Xanthium spinosum) y otras plantas, viendo la utilidad que tendría este mecanismo para las prendas de vestir y calzado.

Teniendo en cuenta estos precedentes, existe una disciplina dentro del campo de la ciencia y tecnología llamada Biomimética (de bio, vida y mimesis, imitar), que es la ciencia que estudia a la naturaleza como fuente de inspiración, para el desarrollo de tecnologías innovadoras que resuelven aquellos problemas humanos que la naturaleza ya ha resuelto mediante los modelos de sistemas (mecánica), procesos (química) y elementos que imitan o se inspiran en ella.

Octubre 2014 Biomimetica

La biomimética es esencial para el diseño sostenible

La Biomimética constituye una de las herramientas básicas para el ecodiseño o diseño sostenible, ya que los ciclos existentes en la naturaleza son los más eficientes y los que menos impacto ambiental producen, ya que por ejemplo, los residuos que genera un ser vivo siempre es aprovechado por otro como alimento. Por ello, con los desarrollos basados en esta disciplina tienen un impacto ambiental mucho más reducido que aquellos concebidos mediante otros principios, consiguiendo de esta forma productos más sostenibles.

En los últimos años nos encontramos cada vez más ejemplos en diferentes campos de la ciencia y tecnología basados en la Biomimética. Por ejemplo, dentro del área de materiales, se está investigando la tela de araña por su combinación única de propiedades mecánicas: fuerza, extensibilidad (30 %) y, lo que es más importante, su resistencia  a la rotura, que hace que sea seis veces más fuerte que el acero y que pueda absorber una gran cantidad de energía sin romperse, aparte de ser biodegradable y reciclable. Estas características especiales hacen que la seda de araña sea de interés en diferentes campos, como la Medicina como sutura no tóxica de alta resistencia, o en la reparación de los ligamentos, o en el sector militar para la fabricación de armamento ligero.

Otros sectores donde se están haciendo desarrollos basados en la Biomimética es el sector aeronáutico, donde se está estudiando la habilidad de la mariposa monarca para recorrer 3.000 km desde Canadá hasta México sin perderse, para el desarrollo de pilotos automáticos del tamaño aproximado de una tarjeta de crédito, en el sector de automoción, donde Mercedes-Benz ha copiado la forma del pez caja por las ventajas aerodinámicas que presenta para el diseño de su coche biónico conceptual, en el campo de la óptica, donde se han desarrollado detectores de movimiento de alta velocidad y cámaras multidireccionales ultradelgadas del tamaño de una cabeza de un alfiler, basados en el ojo de una libélula que tiene unas 30.000 lentes, que produce cada una imágenes que se combinan para crear una amplia visión de mosaico que pueden detectar todo movimiento y en el campo de la arquitectura, por ejemplo, el complejo de oficinas Eastgate en Zimbabwe, basados en el funcionamiento de una colmena de abejas que mantiene una temperatura estable entre 22ºC y 25ºC y utiliza menos del 10% de la energía que consumen otros edificios de su tamaño

Con el objeto de fomentar la Biomimética, en los últimos años se ha desarrollado una base de datos AskNature, desarrollada por LA Asociación Biomimicry 3.8. que recopila soluciones que aporta la naturaleza para resolver problemas humanos cotidianos, los cuales han sido considerados como referencia desde su creación en 2008, a más de 1,9 millones de usuarios como estudiantes, arquitectos, ingenieros en el diseño y desarrollo de nuevas soluciones tecnológicas más sostenibles.

En España hay varios organismos que están desarrollando esta disciplina en diferentes campos de la Ciencia y Tecnología, entre los que destacan Biomival, To-do Design, Biomimetiks y Biomimicry Iberia Association. Por ejemplo, la empresa Biomival está trabajando en el desarrollo de una turbina basada en el pico de los flamencos para la generación de energía procedente de las olas, que está teniendo un gran reconocimiento por diferentes empresas y organismos del sector energético y el medio ambiente tanto a nivel estatal como europeo. Con esta tecnología se conseguirán muchas ventajas respecto a otras fuentes de energías renovables: es una tecnología capaz de conseguir una potencia mayor, y por tanto una mayor eficiencia energética, procede de una fuente 100% disponible y podrá abastecer de energía al 37% de la población mundial que corresponde con el porcentaje de personas que viven en zonas costeras.

Como podemos ver, la Biomimética es un claro ejemplo de que la naturaleza nos puede dar muchas respuestas sobre soluciones innovadoras dentro de la ciencia y tecnología. Por ello, debemos preguntarle e intentar imitarla, para avanzar hacia soluciones más innovadoras y sostenibles.

Vía| Biomimicry

Más información| BiomivalWikipedia – BiomimesisAskNatureScience in School

Imagen| Contexto Nacional

Vídeo| Biomival

RELACIONADOS