Patrimonio 


Berthe Morisot: el caso de una pintora impresionista

La tradición y la historiografía se aproximan siempre a la figura de Berthe Morisot (Bourges, 1841 – París, 1895) como modelo de, esposa de… pero pocas veces se habla de una mujer con una significativa creatividad propia a la que podemos encuadrar por derecho propio en el movimiento pictórico del Impresionismo.

Morisot fue la primera pintora perteneciente al grupo impresionista, participando en la Primera Exposición que éstos realizaron en 1874. Es destacable el hecho de que fuese una mujer perteneciente a la alta burguesía francesa y que, más allá de ello, desarrollara una carrera artística notable en un movimiento socialmente rechazado. Asimismo, llama mucho la atención el apoyo que recibió de su marido en relación a su carrera artística, así como el hecho de que, incluso después de casada, siguiese firmando sus obras con su apellido de soltera, pudiendo valorarse esto último como un signo de su independencia artística.

Madre y hermana de la artista - Berthe Morisot - 1870

Madre y hermana de la artista – Berthe Morisot – 1870

Podríamos extendernos acerca de su matrimonio con Eugène Manet, hermano del pintor Édouard Manet, para el que posó como modelo en numerosas ocasiones. Pero su actividad artística personal resulta mucho más interesante, en tanto en cuanto fue una artista con una preocupación especial por a la luminosidad y el color, además de involucrarse en el estudio de los reflejos de la luz, algo común al grupo impresionista. Para ello trabajaba con óleos, acuarelas y también pasteles, bajo la influencia del resto de artistas de su grupo.

En cuanto a temática, encontramos reflejados en su pintura tanto su origen burgués como los intereses y la vida de la mujer de clase alta de la época. Tras probar con la pintura al aire libre, se centró en pintura de interiores domésticos e íntimos, llenos de mujeres alejadas de la formalidad de la vida pública. No obstante, nunca abandonó las estampas rurales o la pintura de caballete. En este sentido, se involucra perfectamente en la máxima del grupo impresionista de pintar la vida cotidiana, en contraposición a los temas elevados y canonizados propuestos por las academias oficiales.

Aunque los impresionistas también retraten a la mujer en numerosas ocasiones, la visión que Morisot nos ofrece es más específica. Nos abre una ventana a la vida privada de la mujer, con una visión íntima, que no sensual. Un punto de vista que ningún pintor podría ofrecernos dado que el ámbito de las mujeres representado por Morisot estaba vedado al género masculino.

Numerosos registros de la época nos muestran como artistas y críticos caracterizaban siempre la obra de Berthe de esencialmente femenina, como si no se pudiese entender su obra sin tener en cuenta su condición como mujer. Adjetivos como delicada o doméstica aparecían de forma frecuente, pero siendo objetivos, a día de hoy, el carácter femenino de la obra de Morisot viene dado porque expresaba la temática de su realidad, donde las mujeres estaban confinadas a ciertos ámbitos. Por ello resulta tan interesante ver de primera mano la cotidianidad de la mujer en la Francia de la segunda mitad del siglo XIX.  A nivel de técnica y estilo, no se puede adjetivar su obra con el epíteto de femenino.

Mujer ante el espejo - Berthe Morisot - 1880

Mujer ante el espejo – Berthe Morisot – 1880

Educada en un entorno de admiración por las artes, como mujer no podía acceder a la enseñanza reglada de la pintura. Sin embargo, tanto ella como su hermana, Edma, pintora de menor trascendencia histórica, se formaron mediante tutores privados. Entre estos se encontraron algunos artistas significativos, como Joseph-Benoît Guichard y Camille Corot, siendo este último el que le mostró la pintura al aire libre y le dio unas enseñanzas básicas para el desarrollo de su obra impresionista y luminosa, en la cual la pintura de Morisot guardó una estrecha relación con la Escuela de Barbizon, y con paisajistas como Daubigny y Boudin.

Chica en una barcaza con gansos - Berthe Morisot - 1889

Chica en una barcaza con gansos – Berthe Morisot – 1889

Posteriormente, al conocer a Édouard Manet en 1868, Morisot entró en contacto con un grupo de pintores jóvenes que elaboraban una pintura suelta de temática actual. Cuando estos pintores formaron una Sociedad de Artistas, invitaron a la pintora a formar parte de las exposiciones. Cabe destacar que Morisot nunca fue rechazada en los salones oficiales, si bien sus obras no estaban bien situadas en las exposiciones. De modo que, cuando se unió al grupo independiente de impresionistas y a sus exposiciones, lo hizo por convicción personal y afinidad, dado que su sustento no dependía de su producción artística.

El hecho de ser mujer hacía que su obra expuesta en las ya mencionadas exposiciones independientes no pasara desapercibida ante los críticos, que le recriminan, al contrario que otras opiniones, de revolucionaria que se alejaba de las cualidades femeninas. Esta característica revolucionaria se acentuará en una etapa más avanzada de su arte, tras el nacimiento de su hija Julie, donde su pincelada se hará más suelta aún, dando sus obras la impresión de estar inacabadas, lo cual hacía que, como artista, fuera públicamente calificada como una mujer caprichosa que no aprovechaba su talento.

Berthe Morisot murió en 1895 a los cincuenta y cuatro años de edad, dejando atrás una dilatada carrera netamente impresionista, y sin ser conocida por el gran público, pero siendo reconocida por sus colegas artistas. El tiempo ha tratado de hacer justicia de una artista con una interesantísima obra con mucho por ofrecer.

Chica sentada sobre la hierba - Berthe Morisot - 1884

Chica sentada sobre la hierba – Berthe Morisot – 1884

 

Vía| CAMBALIA, V.: Amazonas con pincel. Editorial Destino, Barcelona, 2006; Cassatt Morisot, Madrid, 1989; MUSEO THYSSEN-BORNEMISZA: Berthe Morisot. La pintora impresionista, 2012; TRIVIÑO CABRERA, L.: Cómo abordar la enseñanza de la historia del arte desde una perspectiva de género: el movimiento impresionista como ejemplo en Dossiers Feministes, 2014

Más información| Berthe Morisot en el museo Thyssen-Bornemisza; Berthe Morisot en Mujeres en la historia; La mujer y el arte: Siglo XIX

Imagen| Madre y hermana de la artista; Mujer ante el espejo; Chica en una barcaza con gansos; Chica sentada sobre la hierba

En QAH| El tema pictórico de “Venus frente al espejo” (IV); La odisea de ser mujer, y artista; ¿Quiénes fueron y qué hicieron los Impresionistas?

RELACIONADOS