Jurídico 


“Benditas” condenas inferiores a dos años

No toda condena penal lleva aparejada necesariamente el ingreso en prisión. De este modo lo prevé nuestro Código Penal respecto a aquellas condenas inferiores a dos años de privación de libertad.

Así ha ocurrido con el reciente y mediático caso Malaya, en donde la cantante Isabel Pantoja se ha librado de su encarcelación

¿Cómo es posible que habiendo declaración de culpabilidad el reo quede redimido de su condena?

Nuestra política penitenciaria está orientada a la reeducación y reinserción social (art.25.2 CE).El ingreso en prisión a veces puede tener efectos contrarios a esos efectos resocializadores. El contacto con otros presos y la escasa duración de esas condenas que no permiten, por falta de tiempo, tratamiento efectivos hacen que en nuestro ordenamiento se prevean mecanismos alternativos a esa ejecución de la pena más eficaces y tendentes a evitar sus  efectos estimagtizantes. Se trata de que la privación de libertad sea la “última ratio”.

Uno de esos mecanismos es la  suspensión  de la ejecución de la pena privativa de libertad o también conocida como Remisión condicional (artículos 80 a 87 CP). Se trata de excluir provisionalmente y bajo la imposición de condiciones el cumplimiento de la pena privativa de libertad no superiores a dos años  impuesta por sentencia firme al delincuente primerizo si el juez considera que no es probable que la persona vuelva a cometer nuevos delitos (nada tiene que ver con la suspensión por razón humanitarias 80.4CP)

-Esta suspensión es discrecional y no preceptiva dado que el artículo 80,1 CP señala que “los jueces y tribunales podrán dejar en suspenso…”.Puede ocurrir que aún dándose todos los requisitos para acordarla el juez no la conceda. El criterio central para su concesión o no es la peligrosidad criminal : “En la resolución se atenderá fundamentalmente a la peligrosidad criminal del sujeto…”

Condena definitiva¿Qué requisitos han de cumplirse? El artículo 81CP dispone:

“1.Que el condenado haya delinquido por primera vez. A tal efecto no se tendrán en cuenta las anteriores condenas por delitos imprudentes ni los antecedentes penales que hayan sido cancelados.

2. Que la pena o penas impuestas o la suma de ellas no sea superior a dos años

3. Que se hayan satisfecho las responsabilidades civiles, salvo que el Juez, declare la imposibilidad de que el condenado haga frente a las mismas.”

Estos requisitos no serán necesarios en el caso de que el sujeto esté aquejado de enfermedad muy grave con padecimientos incurables (artículo 80.4 CP)

Si el juez considera que el reo no es peligroso y cumple todos los requisitos anteriores podrá  conceder esa suspensión (no es automático) que quedará condicionada a que el sujeto no delinca en el plazo fijado por el juez (Entre dos y cinco años para las penas privativas de libertad inferiores a dos años y de 3 meses a 1 año para las penas leves. Art 83CP)

Además de esa condición de no delinquir el juez si lo estima necesario podrá imponerle  otras condiciones, como las que enumera el artículo  83 CP: “  Prohibición de acudir a determinados lugares; prohibición de ausentarse sin autorización del juez del lugar donde resida; prohibición de aproximarse a la víctimas, participar en programas formativos…”

¿Qué ocurre si el sujeto delinque o incumple algunas de las condiciones señaladas?

-Si el sujeto delinquiera durante ese plazo de suspensión fijado, el Juez revocará la suspensión de la ejecución de la pena (artículo 84 CP) y se ordenará su ejecución (artículo 85 CP)

-Si incumple algunos de los deberes impuestos el juez podrá (artículo 84CP)

  • Sustituir la regla de conducta impuesta por otra distinta
  • Prorrogar el plazo de suspensión, sin que en ningún caso pueda exceder de cinco años
  • Revocar la suspensión de la ejecución de la pena, si el incumplimiento fuera reiterado.

Si finalmente el sujeto no delinque y cumple todas las reglas fijadas  se acordará  la remisión de la pena cancelándose la inscripción realizada en la Sección especial de Registro Central de Penados y rebeldes.

No obstante debemos señalar que la suspensión de pena no resulta operativa siempre. No es posible  respecto los militares condenados conforme al Código Penal militar ni tampoco durante la vigencia del estado de excepción para los condenados por delitos de orden público o seguridad colectiva (Art 30.2 LO 4/1981 DE 1 junio)

Vía| Código Penal

Imagen | Ingreso en prisión 

RELACIONADOS