Historia 


Belisario, el general de Constantinopla

 

Conocemos a Flavio Belisario (505-565), por ser uno de los mejores generales que ha habido en la historia hasta día de hoy, nació en Bulgaria, en la localidad de Supareva Banga y falleció en la capital del Imperio Romano de Oriente, en Constantinopla. Su principal labor fue recuperar el Antiguo Imperio Romano de Occidente, llevando a cabo las expediciones por África, la península itálica y la ibérica.

belisario

Obra de François André Vincent (siglo XVIII) en la que se representa el instante en el que el soldado reconoce a Belisario.

Su nombre parece ser que procede del eslavo Beli Tsar (“príncipe blanco” ), su vida empezó muy pronta en el ejército, se alistó bastante joven. Tras la muerte de Justino, llamó a ser general por Justiniano I, nombrándolo comandante de las fuerzas imperiales en Oriente para detener el ataque del imperio sasánida. Con la victoria de Belisario se demostró que era un comandante serio y tajante. Como muestra de ejemplo resalta también que en la revuelta niké, el comandante terminó con ese suceso matando casi 30.000 personas en esa rebelión interna.

Como gratitud, Justiniano I le encomendó una misión al alcance de su personalidad y trabajo, recuperar África. Con un ejército de 15.000 hombres y 50 naves se adentró en Cartago y conquistó este territorio en tan solo 3 meses, aunque es bien sabido que apenas tuvo una gran oposición. Con esta victoria pudo secuestrar a su rey Gelimero y destruir las principales ciudades, Deimum y Tricamarum. A su vuelta a Constantinopla, tuvo un gran recibimiento, las calles de la ciudad se enorgullecían de este suceso, aunque no todos eran amigos, ya que aquí tuvo enemigos que le tildaban de querer hacerse rey de los vándalos.

maximaexpansiondelimper

Máxima expansión del Imperio de Justiniano I, llevado a cabo por el general Belisario.

Una vez derrotado los vándalos y celebrado esta importante victoria se dirigió al territorio de los ostrogodos, es decir,a la península itálica. Tras ocupar y conquistar Sicilia sin apenas encontrar también oposición como en África, cruzó la península hacia el norte, buscando la ciudad de Nápoles. Una vez sitiada, continuó su ascendente paso en busca de la antigua capital del Imperio Romano, Roma. Su conquista fue sin apenas luchar, teniéndola el día 10 de noviembre del año 536. Los ostrogodos, ansiosos por recuperar esta ciudad depusieron a su antiguo monarca por Vitiges y crearon un ejército para derrotar a los bizantinos. Belisario, a la espera de mas infantería y caballería resistió el ataque de los ostrogodos hasta que al final pudo cruzar la muralla de soldados ostrogodos y llegar hasta Milán y conquistando también Rávena.

A su vuelta a Constantinopla, en el año 541, empezó el caos en los territorios bizantinos, debido por la guerra que perdió ante los persas y la firma de paz que tuvo que hacer para guardar la paz. En Italia, no es que fueran mucho mejor los asuntos políticos, ya que tuvo que regresar y recuperar los territorios ganados anteriormente, esta campaña duró cuatro años hasta recuperar Roma y Sicilia. En el año 554 se dirigió a la península ibérica para conquistarla y vencer a los visigodos, conquistando sobre todo la región sudeste de la península ibérica.

En el año 563 Belisario fue juzgado en Constantinopla acusado de corrupción. Aunque hoy en día se demuestra que es falso, y las investigaciones modernas sugieren que un enemigo suyo lo condenó. Belisario fue declarado culpable y encarcelado, aunque más tarde Justiniano lo liberó. La conocida leyenda sobre Belisario de que le fueron sacados los ojos y pidió limosna por las calles de Constantinopla es probablemente falsa.

 

Vía| Biografía,   Mediavida,   Mundohistoria

Más información| AUNÓS, E.: Justiniano el Grande, Madrid: Ediciones españolas, 1940.

Imagen| Soldado y Belisario,   Extensión del Imperio de Justiniano I

En QAH| Justiniano I el Grande y la recuperatio imperii (I); Justiniano I el Grande y la recuperatio imperii (II); Justiniano I el Grande y la recuperatio imperii (III); Justiniano I el Grande y la recuperatio imperii (IV)

RELACIONADOS