Actualidad Económica, Economía y Empresa 


Becarios en España: ¿hay riesgo de abuso?

“Recién licenciado firma contrato indefinido”. No, no es un titular, pero bien podría parecerlo ante el panorama español de masiva contratación de becarios.

Factores como los beneficios fiscales de las empresas ante la regulación de los becarios y las escasas oportunidades laborales propias del reciente ciclo depresivo, favorecen que ambas partes –empresa y empleado- estén más que de acuerdo al estampar su firma. El millón y medio de becarios en España así lo certifica.

Las experiencias son tan variadas como sus protagonistas. No obstante, el objeto del presente artículo no es ofrecer un nuevo testimonio, sino datos objetivos.

La OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) tras encuestar a casi 13.000 jóvenes de entre 18 y 35 años de la UE, ha resumido el mercado laboral juvenil en el estudio “Juventud, habilidades y empleabilidad 2015”, y las conclusiones para España no son precisamente ejemplares.

becarios-titulados

 

 

67% de becarios titulados: no es un buen dato, ya que implica que es el segundo país de la Unión Europea (solo después de Eslovenia) donde más jóvenes con sus estudios concluidos trabajan en prácticas, duplicando la media de la Unión: 33%.

  • Becarios reincidentes: del 67 % de jóvenes arriba indicado, un 11% repite la experiencia de hacer prácticas, una segunda o incluso una tercera vez –con su título bajo el brazo-.
  • Escasa continuidad en el puesto: Al finalizar las becas, solo un tercio de los encuestados afirmó que le ofrecieron un puesto en la misma empresa; 2/3 de los mismos volvieron a la búsqueda de empleo.
  • Made in Spain: mientras que una media de un 9% de los europeos encuestados realizaron prácticas laborales fuera de su país, este porcentaje se reduce al 5% en los becarios españoles. La comparativa con la UE puede no resultar tan llamativa, pero si consideramos que el 56% de los eslovacos salen de sus fronteras para su formación práctica, el 5% español es una cifra bastante insignificante.
  • Carencia de mentores: de nuevo España vuelve a situarse a la cola de los 28 países europeos en cuanto a la tutorización de las prácticas se refiere.

 

 

En lo referente al salario, hay varios datos a resaltar, y por supuesto es fácil adivinar que van en consonancia con los datos expuestos:salario-de-becarios-139x300

  • Más de la mitad no cobra. Apenas 4 de cada 10 encuestados reciben compensación económica por su labor (un 42%). El resto gana en formación, experiencia y currículum, que no es poco.
  • Premio para España por ocupar el primer puesto de los Estados donde los becarios están peor pagados. De los que reciben salario, un 70% afirma que la retribución es insuficiente para vivir, viéndose obligados a recurrir generalmente a la ayuda familiar.

Indudablemente, los beneficios de la realización de las prácticas son innegables, siendo éstas consideraras como una lanzadera entre el centro de estudios y el mercado laboral –antes o después-. Adquirir formación, hacer currículum o ampliar la red de contactos son los principales beneficios que los estudiantes señalan de su experiencia como interns (término anglosajón del becario).

Sin embargo, y tras la presentación del citado estudio, la OCDE ha llamado la atención acerca del notable riesgo ante el abuso de la figura del becario. Ya dice el refranero español que “abusar no es usar, sino mal usar”.

Hay que confiar en que este estudio suponga un llamamiento para que tanto el Gobierno como el tejido empresarial español tomen conciencia de los rankings que encabeza nuestra nación, y desarrollen medidas para enmendar la fotografía actual de la empleabilidad juvenil.

Los jóvenes son el futuro, pero también el presente de nuestro país.

(Paradójicamente Fdo.: una becaria reincidente y agradecida por sus experiencias formativas previas).

Vía| Estrelladigital

Más información|“OCDE skills outlook 2015: Youth, skills and employability”“The experience of traineeships in the UE” 

Imagen| Becarios titulados , Salario de becariosWe are hiring

En QAH| La contratación en prácticas (I) y (II), Las Becas, ¿premios o ayudas?

 

 

RELACIONADOS