Jurídico 


Balance fiscal del año 2013 (I)

Balance fiscal“Cuanto más corrupto es el Estado, más leyes tiene”, esta cita de Cayo Cornelio Tácito, historiador y senador del Imperio Romano del siglo I, es la primera idea que a uno le viene a la cabeza cuando se sienta a analizar el sistema tributario español, las medidas fiscales aprobadas en este 2013 y las que nos esperan para 2014.

¿Qué ha pasado en 2013?

El resumen de este año 2013 en materia tributaria podría ser: “más de lo mismo”. En este ejercicio se han seguido aplicando las duras medidas aprobadas a finales de 2011 y durante el 2012 en forma de recargos en los tramos superiores de tributación del IRPF (en Comunidades Autónomas como Cataluña el tipo marginal máximo llega al 56%, el tercero más alto del mundo), incremento de las retenciones a las actividades profesionales, cambios en la tributación de las ganancias patrimoniales, subida del IVA en julio de 2012, incremento de los pagos fraccionados y eliminación de deducciones en el Impuesto de Sociedades y subidas en el IBI y los Impuestos Especiales.

Por si esto fuese poco, el 1 de enero le dábamos la bienvenida a la aplicación del nuevo impuesto del 20% a los premios de las loterías y apuestas del Estado y otras organizaciones sociales como la ONCE o Cruz Roja, establecido por la Ley 16/2012, de 27 de diciembre.

También con efectos desde el 1 de enero, esta misma Ley 16/2012 nos trajo la supresión de la deducción por inversión en vivienda habitual en el IRPF, la controvertida actualización de balances y la flexibilización del régimen de las SOCIMI.

El Real Decreto-Ley 4/2013, de 22 de febrero, de medidas de apoyo al emprendedor introdujo ligeras modificaciones en el IRPF y la creación de un tipo de gravamen reducido del Impuesto sobre Sociedades (al 15 y al 20%) para las entidades de nueva creación en función de su base imponible.

También cabe destacar la Ley 14/2013, de 27 de septiembre, de apoyo a los emprendedores y su internacionalización, con algunas modificaciones en exenciones del IRPF y deducciones del Impuesto de Sociedades, pero con la introducción del régimen especial del criterio de caja en el IVA como medida estrella. Sin duda, una decisión política muy mediática que persigue eliminar la “injusta” situación en la que se encuentran aquellos empresarios que tienen que adelantar el IVA repercutido de facturas incobradas, pero que puede llegar a convertirse en un estrepitoso fracaso cuando entre en vigor en 2014 por los problemas prácticos que presenta.

Por último podríamos mencionar la Ley 16/2013, de 29 de octubre, que establece medidas en materia de fiscalidad medioambiental relativa al gas natural, la electricidad o los medios de transporte, pero que aprovecha para prorrogar las medidas complementarias en pagos fraccionados del Impuesto de Sociedades para los años 2014 y 2015.

En el siguiente artículo analizaremos qué es lo que podemos esperar del año 2014 en materia fiscal.

Imagen| FiscalidadGráfico

En QAH| Balance fiscal del año 2013 (II)

RELACIONADOS