Coaching y Desarrollo Personal 


Aumenta tu productividad

Hace tiempo os contamos en este mismo blog cómo mejorar la planificación del tiempo para ser más eficaz a la hora de estudiar, trabajar, etc (¿sabes organizarte?). En la entrada de hoy, queremos hacer también hincapié en los elementos del entorno que pueden influir en nuestro rendimiento.  A continuación te planteamos una serie de pautas para incrementar tu productividad de la manera más óptima (Fernández, 1999):

  • Trabaja o estudia siempre en el mismo sitio y a la misma hora
  • Trata de tener el entorno acondicionado desde un principio, para no perder tiempo en ello y para que facilite que te pongas a trabajar.
  • Evita ruidos distractores (ruido de televisor, gente entrando y saliendo…).
  • Cuidado con la música que escuchas mientras haces tareas que requieren concentración. Si decides trabajar o estudiar con música, mejor que sea instrumental o clásica. La música con letra o la radio no ayuda a la concentración.
  • Cuida la iluminación. Si no trabajas estudias con suficiente luz, tus ojos se fatigarán y te cansarás más rápidamente. Se recomienda que la luz sea preferiblemente natural. Si es invierno o es de noche, mejor usar un flexo, y mejor si tiene luz blanca.
  • Asegura una buena ventilación. Si el lugar no ha sido ventilado adecuadamente, se sobrecargará y facilitará que te duela la cabeza y, en consecuencia, que te cueste mantener la atención.
  • Mantén una buena temperatura. Ni mucho frío ni mucho calor. Mejor si el foco de calor no está cercano a donde estudias porque puede provocar somnolencia.
  • Utiliza una silla adecuada, con respaldo. Y procura tener una postura que no te fatigue. Si te fatigas, vas a rendir menos.
  • Cuida tu mesa de trabajo:
    • No debe haber cosas que te puedan distraer. Hay que tratar de tener solo lo necesario. También tratar de tener todo a mano para no tener que desplazarnos
    • No es aconsejable utilizar la mesa de trabajo para cualquier otro tipo de actividad, ya que no es conveniente asociar el lugar de trabajo a una situación de descanso o distracción.
    • Si trabajas con el ordenador: ten solo abiertos los programas que vayas a utilizar.

 Recuerda: tu entorno puede ser tu aliado o tu enemigo cuando intentas ser productivo. Optimízalo para potenciar tu productividad.

Vía| Fernández, C (1999). Aprender a estudiar: como resolver las dificultades en el estudio. Madrid: Pirámide.

Imagen|Ambiente de trabajoAumento de la productividad .

RELACIONADOS