Coaching y Desarrollo Personal 


Atreverse a ser uno mismo

Coaching personal

El miedo a ser uno mismo se puede superar

No es la dificultad la que impide atreverse, pues de no atreverse viene toda la dificultad.” La frase de Arthur Schopenhauer nos sirve para darnos cuenta de que no atrevernos por miedo es lo que nos crea la dificultad en la vida. Quizá el mayor reto que tenemos en la vida es encontrarnos a nosotros mismos, conectar con nuestra esencia y ser auténticos más tiempo.

Cierto es que no siempre podemos hacer lo que queremos ya que vivimos en sociedad, y el respeto también es un valor muy importante. Claro que tampoco es conveniente decir siempre lo que pensamos a los demás, sobre todo cuando supone herir innecesariamente a otras personas. Ahora bien, lo que no es nada sano es tragarse siempre lo que uno quiere decir, ni dejar de hacer cosas importantes por no molestar a los demás.

Al leer recientemente un artículo sobre este tema, recordé cuando años atrás me apunté a un taller de “Gestalt y Crecimiento Personal”. Entonces hicimos un ejercicio de máscaras y descubrimos qué tipo de máscara llevábamos cada uno. Reconocer nuestro rol nos puede ayudar a evitar conflictos psicológicos y problemas en las relaciones interpersonales, porque tomamos conciencia de por qué actuamos como actuamos y también por qué los demás actúan como actúan ante nosotros. Quizá la máscara que utilizábamos ya no nos sirva o también es posible que necesitemos adaptarla o retocarla para hacerla más cómoda.

Sea como sea, si empleamos una máscara es porque en algún momento nos sirvió para relacionarnos y conseguir algo de los demás. El problema es cuando nos identificamos con la máscara y creemos que somos ella, ya que eso implica dejar de ser dueños de lo que hacemos pensando que somos como somos y no podemos cambiar nuestro comportamiento. Aceptar la máscara puede ser bueno, pero solo como un instrumento, nunca olvidando que uno es más que la máscara que lleva puesta.

Cuando podemos separar nuestra esencia de la máscara o máscaras que llevamos, somos capaces de identificar nuestras creencias limitantes y atrevernos a ser nosotros mismos. Es así como nos podemos plantear cuáles son nuestros principales valores y qué tipo de vida queremos crear para nosotros. El siguiente paso es abandonar nuestra zona de confort y arriesgar para vivir una vida más auténtica y plena. El filósofo Platón abogó por asumir riesgos cuando uno cree en sus sueños y en sí mismo:

Un hombre que no arriesga nada por sus ideas, o no valen nada sus ideas, o no vale nada el hombre.”

Vía| PsinergiaTuCoach

Más información| Despertar en el mundo

Imagen| Cortesía de artur84 Freedigitalphotos.net

RELACIONADOS