Cultura y Sociedad 


Asignatura pendiente: educación vial

Es obvio que las campañas lanzadas por la DGT por uso del cinturón de seguridad, controles de velocidad, uso de los sistemas de retención infantil, son sumamente importantes y necesarios, y que tienen como fin controlar que los conductores actúen de la forma correcta establecida. Como policía local, este tipo de campañas, como dije son necesarias, y está claro que en algunos casos la denuncia funciona bastante mejor que la información. Es triste reconocer esto, pero es así en muchísimos casos, aunque no en todos.

Educación vial entre los mas pequeños

Educación vial entre los más pequeños

En estos tiempos estamos de enhorabuena, y es que se está apostando desde la DGT por enseñar la seguridad vial desde la base. ¿Qué quiere decir esto? Pues que la seguridad vial infantil preocupa y que están surgiendo numerosas iniciativas para poder enseñar en centros escolares a los más pequeños.

En el municipio donde presto servicio como Policía Local, tratamos de incentivar y educar a los más pequeños en la educación vial. Es reconfortante cuando estás regulando el tráfico en los alrededores de los centros educativos, escuchar a un niño indicarle a sus padres que se debe cruzar por el paso para peatones, y siempre obedeciendo las indicaciones del Policía Local.

Habitualmente, en los desplazamientos para ir la colegio los menores acuden siempre acompañados de un adulto, lo que lleva a que estos utilicen en la mayoría de los casos el vehículo, provocando numerosos problemas de tráfico, tanto en la salida, como en la entrada de los alumnos al centro educativo. Esta problemática se puede solucionar en algunos casos, educando a nuestros menores en reconocer las señales viales, e incentivando a los que tengan sus domicilios en lugares próximos a que puedan acudir a los centros correspondientes paseando y con la mayor de las seguridades. En este sentido, no debemos olvidar que las administraciones públicas también deben aportar su granito de arena, haciendo más seguras las calles en las que se produce mayor tránsito de menores debido a la proximidad de centros educativos.

La educación vial en los colegios y a edades tempranas es positiva y muy necesaria, pues se educa de una manera amena y con juegos, lo cual conlleva un aprendizaje mucho más sencillo y que cala entre los menores. Cuando estás impartiendo clase a menores sobre educación vial, como Policía debemos observar quien puede resultar más travieso o atiende menos, para hacer más hincapié en este tipo de niños a fin de que atiendan a la observancia y aprendizaje de las normas y así evitar problemas que en un futuro no muy lejano se les puedan presentar.

Obedecer en todo momento las señales de los agentes

Obedecer en todo momento las señales de los agentes

Desde esta perspectiva, también debemos educar a los padres, pues en casi todas las plantillas de Policía Local, un servicio rutinario suele ser regular el tráfico en los pasos de peatones próximos a los centros educativos. En muchas ocasiones tenemos que obviar el trabajo que estamos realizando para regular el tráfico con vehículos mal estacionados en las puertas de los centros educativos, lo que causa un grave perjuicio, pues se tienen que abandonar los pasos para peatones. Si consiguiésemos erradicar la costumbre de ir en vehículos viviendo justo al lado del centro educativo, se podrían destinar los servicios de los policías locales a la vigilancia de los cada vez más extendidos en las ciudades “caminos escolares”.

Son muchas administraciones y asociaciones que abogan por la implantación de una asignatura sobre educación vial en el sistema educativo. Personalmente considero que ayudaría a tener mejores conductores y peatones.

Imágenes| ocana.es, mora.es

 

RELACIONADOS