Actualidad Jurídica, Derecho del Trabajo, Jurídico 


Asesinar a tu jefe, ¿accidente laboral?

A más de uno y más de dos se le tienen que haber pasado miles de ideas por la cabeza al leer el título de este artículo. Pero no, no pretendemos hacer un recopilatorio sobre las distintas formas que existen de acabar con la vida de tu jefe -por muy cretino que sea-, simplemente nos remitimos a la última sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, en adelante TSJ, el cual, ha calificado de accidente laboral el asesinato de un trabajador a manos de su aprendiz para robarle un collar de oro. Para intentar comprender qué le ha llevado al Juzgador a resolver en tal sentido, debemos analizar qué es el accidente laboral y cuáles son sus principales requisitos y características.

descarga

El accidente laboral

Tienen la consideración de accidente de trabajo los que sufra el trabajador al ir o al volver del lugar de trabajo. Son los Tribunales quienes han de fijar caso por caso las condiciones, requisitos, conductas o demás circunstancias que conforman este concepto asimilado de accidente laboral, desarrollando y precisando los requisitos  que deben concurrir a su formación. El accidente in itinere es una de las principales vías del llamado desbordamiento del accidente de trabajo, pues trascendiendo el riesgo profesional se va a imputar al empleador el riesgo del trayecto, principalmente el riesgo del accidente de tráfico y conformando como laboral la alta siniestralidad que ocasiona el fenómeno de utilización de vehículos a motor.

La idea básica que subyace en la construcción jurisprudencial del accidente in itinere es que sólo puede calificarse como tal aquél que se produce porque el desplazamiento viene impuesto por la obligación de acudir al trabajo. Así pues, lo esencial no es salir del domicilio o volver al domicilio, aunque esto sea lo más corriente y ordinario, lo esencial es ir al lugar del trabajo o volver del lugar del trabajo, por lo que el punto de llegada o de vuelta puede ser o no el domicilio del trabajador en tanto no se rompa el nexo necesario con el trabajo.

Se exige para calificar un accidente como laboral in itinere, la simultánea concurrencia de los siguientes elementos:

  1. Elemento topográfico: que se produzca en el trayecto habitual y normal que debe recorrerse desde el domicilio al lugar de trabajo o viceversa, con la finalidad principal y directa determinada por el trabajo.
  2. Elemento cronológico: que el accidente se produzca dentro del tiempo prudencial que normalmente se invierte en el trayecto; o, lo que es igual, que el recorrido no se vea alterado por desviaciones o alteraciones temporales que no sean normales y obedezcan a motivos de interés particular de tal índole que rompan el nexo causal con la ida o la vuelta del trabajo.
  3. Elemento de idoneidad del medio: que el trayecto se realice con medio normal de transporte
#actualidadQAH

#actualidadQAH

La dificultad de valoración de este caso era, precisamente, si existía o no relación laboral que lo permitiese calificar como accidente de trabajo. Para ello, el TSJ se remitió a la doctrina sentada por el Tribunal Supremo. Y es que, es accidente in itinere, por ejemplo, el ocasionado por una actuación criminal  como el ejecutado por una banda terrorista  (TS 14-12-81); o en la parada del autobús de vuelta a su domicilio a la salida del trabajo a consecuencia de un tiro en la cabeza a manos del asesino de la baraja  (TS 20-2-06)

El suceso se produjo en el garaje del empleado, fuera del vehículo, y una media hora antes del inicio de la jornada laboral. El TSJ ha considerado que se cumplen los anteriores requisitos y que existe un nexo causal porque el fallecido utilizaba su vehículo a diario para trasladar al asesino. Además, recalca el Juzgador en su sentencia, ha sido el vínculo laboral entre ambos lo que facilita el acceso del agresor a su víctima (el fallecido portaba la cadena de oro motivo del delito todos los días al trabajo), y es accidente in itinere cuando no se hubiera producido de no ir a trabajar.

Vía | Seguridad Social, propia

Imagen | accidente laboral, taza jefe

RELACIONADOS