Cultura y Sociedad, Patrimonio, Uncategorized 


Arte y Tiempo

Saturno devorando a un hijo. Francisco de Goya. Museo del Prado. 1819-23

Saturno devorando a un hijo. Francisco de Goya. Museo del Prado. 1819-23

Tempus fugit es la oración latina que expresa que el tiempo vuela e invita a no perderlo.

A día de hoy se habla, medita y delibera sobre el alarmante paso del tiempo. Y como toda inquietud humana ha sido objeto de estudio y modelo de innumerables artistas.

Pero ¿qué visión ha ofrecido el arte de este inevitable fenómeno?

Francisco de Goya, ya adentrado en su vejez, plasma su desasosiego en una escena mitológica. Saturno devorando a un hijo es una de sus célebres pinturas negras. En ella escenifica al dios Chrono, alegoría de la destrucción del paso del tiempo. Esta serie la realiza en los muros de la Quinta do Sordo, una casa a las afueras de Madrid y su último retiro antes de partir a Francia. Presentan una visión oscura del mundo; la crueldad de los años, la inutilidad de la esperanza y la violencia de la vida.

Sin embargo, los pintores románticos diluyeron esta opresiva percepción en una melancolía por un tiempo que ya pasó. La Edad Media fue glorificada y el tiempo fue representado en ocasiones como un instante que resalta la fuerza de la naturaleza y la nimiedad del ser humano. El expresionismo realzó el mundo interior y las consecuencias que tenía en particular ese universo cambiante en uno mismo.

El tiempo es el mejor autor: siempre encuentra un final perfecto. Charles Chaplin

En el arte contemporáneo, cuya clave es ahondar en todo desvelo humano,tenemos grandes ejemplos.

Tehching Hsieh y Linda Montano atados durante un año. 1983 – 1984

Las propuestas del artista taiwanés Tehching Hsieh (1950) son conocidas por su radicalidad. Su trabajo se centra en la performance y el arte de acción. En One Year Performance Hsieh permaneció encerrado y aislado en una celda en el interior de su apartamento en Nueva York durante un año. Habla sobre la naturaleza de un tiempo despojado de las actividades que normalmente lo ocupan, se enfrenta al mecanizado juicio de un trabajo valorado según las horas invertidas en el. El aboga por un tiempo puro, pasajero y libre. Pero la más conocida de sus performance la realizó entre 1983 y 1984 cuando se ató junto a Linda Montano durante un año y evitando tocarse.

Más moderada, Ahree Lee, artista afincada en San Francisco se fotografió a sí misma cada día durante tres años, adentrándose en la transformación de este tiempo sobre su aspecto pero no su identidad.

La repetición es inevitable; sin embargo, la verdadera repetición es imposible. Esther Ferrer

En el panorama español destacamos a la distinguida con el Premio Nacional de Artes Plásticas 2008, Esther Ferrer. Su obra bascula en un eje de su percepción del tiempo, presencia y espacio. El tiempo es en esta ocasión una herramienta en su obra, algo que deja huella.

 

Vía| Boigrafias y vidasHuffpost, Ahree Lee

Más información| Paso del tiempo en arte, ABCEl nuevo arte de vivir el tiempo

Imagen| Saturno devorando, Teching Hsieh

En QAH|  ¿La intuición?¿Qué es el arte conceptual?

Vídeo| Youtube: Me

 

RELACIONADOS