Patrimonio 


Arte Prehistórico (I)

El origen del arte se desarrolla en la Prehistoria, momento en el que el ser humano comienza a dejar constancia de su cultura de forma gráfica, en rocas y superficies subterráneas. Hallamos entonces Arte Rupestre antiguo en Europa, África y América. Sin embargo, actualmente podemos encontrar también, arte rupestre con valor social y cultural activo de los aborígenes de Australia. En el mundo occidental poco se conoce del arte rupestre de Asia, de parte de África y de Oceanía.

Autor anónimo, Venus de Willendorf, 20.000 a.C.

Autor anónimo, Venus de Willendorf, 20.000 a.C.

En el arte prehistórico podemos distinguir el arte parietal del mobiliario. Del arte mobiliario, la obra europea más famosa es la Venus de Willendorf. Así, en el arte mobiliario hallamos pequeñas esculturas que podrían representar seres humanos, entre ellos, las Venus como culto a la fecundidad, también, animales como caballos, ciervos, etc.

Respecto al arte parietal que se desarrolla en cuevas y abrigos naturales, se suelen mostrar mamíferos, escenas de caza con un valor mágico, pues podían realizar representaciones de lo que querían cazar a modo de premonición para que ocurriese en la realidad. La obra más famosa en España es la Cueva de Altamira declarada Patrimonio de la Humanidad desde 2008.

Dentro del arte parietal podemos ver dos escuelas, una es la Escuela Franco-Cantábrica y la otra, la Escuela Levantina. El Arte Rupestre Franco-Cantábrico se localiza entre el sur de Francia y el norte de España. Aquí, las pinturas se realizan al principio, en las entradas de las cuevas y más tarde se muestran en lugares casi inaccesibles. Las pinturas estaban realizadas con colores primarios como el rojo y el negro que obtenían del manganeso, el carbón y el óxido de hierro. También, realizaban grabados.

Pintura rupestre de un bisonte en la cueva de Altamira (Santander, España).

Pintura rupestre de un bisonte en la cueva de Altamira (Santander, España).

Por otra parte, la Escuela Levantina se localiza en zonas cercanas a la costa mediterránea como la Cueva de la Araña, Apera, Charco del Agua, Amarga, Vallorta, etc. Hallamos entonces, obras más complejas y esquemáticas, la gama cromática se reduce prácticamente al negro y se localiza en abrigos naturales y superficies exteriores. Aquí, se desarrollan más escenas con figuras humanas que en la Escuela Franco-Cantábrica, representándose cacerías, danzas, escenas de recolección, etc.

Cazadores con sombreros planos y faldellín - Cinto de las Letras - (Dos Aguas - Valencia - España).

Cazadores con sombreros planos y faldellín – Cinto de las Letras – (Dos Aguas,Valencia,España).

Hay que añadir a esto, el arte funerario, desarrollado en el Neolítico cuando el arte parietal (llevado a cabo en el Paleolítico) desaparece y se comienzan a construir los megalitos, entendidos éstos como monumentos de carácter funerario o religioso formado por grandes rocas.

En el Arte Megalítico se puede diferenciar: el menhir o bloque de piedra vertical fijado en el suelo; el alineamiento, que es un conjunto de menhires colocados en filas y el dolmen que es una estructura formado por enormes piedras verticales cubiertas por una o varias horizontales, como cámara para depositar a los difuntos. Además, el dolmen se cubría de tierra a modo de montículo.

Menhir El Cabezudo (CANTABRIA).

Menhir El Cabezudo (Cantabria, España).

En España, surgieron más tarde los sepulcros corredor, formados por una cámara funeraria precedida por una galería, un ejemplo de esto es el Dolmen de Menga de Antequera en Málaga, que explicaré en el próximo artículo.

 

Vía | Prehistoria para principiantes (Paleolítico), Diario de Atapuerca,UNESCO (Cueva de Altamira).

Más información| CANTALEJO, P., ESPEJO, Mª del Mar, Málaga en el origen del arte Prehistórico europeo. Guía del arte rupestre. Málaga, Ediciones Pinsapar, 2014.

Imagen| Venus  Pintura rupestre de Altamira  Cazadores  Menhir

RELACIONADOS