Patrimonio 


La influencia del Arte africano en Occidente

Escultura africana

El gran continente africano ha permanecido prácticamente desconocido para el resto del mundo hasta el siglo XIX. El campo del arte pudo enriquecerse de su gran herencia cultural, sobre todo gracias a la escultura, de singular variedad. Si bien es cierto que la historia de la escultura africana ha sido desarrollada durante miles de años, desde el mundo “occidental” tiende a estudiarse como “arte primitivo”, un claro concepto derivado de las teorías darwinianas.

El arte primitivo lo solemos asociar con lo no evolucionado, con lo simple, con todo aquello que rompe con el naturalismo y las proporciones. Ahora bien, por esta misma razón, todos aquellos artistas contemporáneos del siglo XX, del campo de las vanguardias, deberían ser igualmente englobados en el mismo término. Hoy en día esta definición, con carácter peyorativo, es usada para todo aquello distinto a las tradiciones occidentales u orientales.

Máscara Fang

El estudio en profundidad del arte africano comienza en el siglo XIX como búsqueda del origen del último arte; fue éste el siglo del estudio de las evoluciones, del intento de explicar el desarrollo de una sociedad por su progreso en la cultura material. Alrededor del año 1904 el arte africano comenzó a tener su impacto en el mundo del arte occidental, cuando numerosos artistas buscaban nuevas formas de expresión. Gauguin había emprendido un viaje hacia Tahití; Maurice Vlaminck, el pintor fauvista había adquirido una máscara de los Fang africana de la que quedó muy sorprendido, y que pronto vendería a André Derain. Esta máscara fue vista con asombro por otros contemporáneos como Picasso o Matisse. Posiblemente Vlaminck no fue la única pieza de arte africano que consiguió, pero si la única identificable a día de hoy. Vlaminck nunca fue partidario del estudio exhaustivo de estas máscaras, ya que prefería obviar el conocimiento de las mismas.

Esto despertó un claro interés de numerosos artistas por la escultura africana, fomentando una serie de escritos del mismo, pero con un claro objetivismo. También impulsó numerosos trabajos de campo en África, los cuales eran mucho más aceptados en los campos académicos. Por otro lado, la gran cantidad de culturas existentes en el continente africano y su diversidad material, obstaculizaba un entendimiento general del arte; por ello, los investigadores intentaron durante mucho tiempo, establecer generalizaciones del mismo, cometiendo lógicos errores.

Las señoritas de Aviñón

Las señoritas de Avignon

Este nuevo aire fresco, procedente de aquel olvidado continente, promovió en los círculos de las vanguardias artísticas una fuerte influencia. Muchos estudios nos hablan de la temprana obra del cubismo de Picasso, donde ejerció gran relevancia. En obras como “Las Señoritas de Avignon”, el arte tribal africano se hacía patente, aunque Pablo siempre lo negara y lo atribuyese al arte ibérico, pero lo cierto es que, su gran parecido con las máscaras africanas era evidente. En su obra “Cabeza de mujer”, el recuerdo a las máscaras africanas vuelve a estar patente. En el círculo del Fauvismo, su gran exponente, Henri Matisse, u otro referente del cubismo como Braque, iniciaron una gran colección de este arte, que suscitó cada vez más interés en las obras sobre todo pictóricas, comenzaba un fuerte adquisición de este tipo de arte en el continente europeo.

“Cabeza de mujer” de Picasso y máscara africana

El arte africano ofreció a Occidente la abstracción de formas, la gran expresividad, las líneas y los cubos. Fue un nuevo gran referente para romper con las normas establecidas en el mundo artístico. Por todo ello, debemos ser conscientes de la importancia que ejercen los distintos acontecimientos históricos en el mundo de las artes. La profundidad del estudio en el continente africano conllevó una absorción de formas por parte de los artistas del momento, la enorme cantidad de culturas del continente como los Fang, Bateke, los Bakota, etc., dan como resultado una nueva y amplia variedad de estilos para conocer y absorber. En conclusión, todos los continentes están de una manera u otra conectados.

 

Vía| Willet. F. Arte africano. Ediciones Destino. 2000. Barcelona.

Imagen| Escultura africana, Máscara Fang , Señoritas de Avignon ,”Cabeza de mujer” de Picasso y máscara africana

En QAH| ¿Qué es el Primitivismo en el arte?

RELACIONADOS