Economía y Empresa, Jurídico 


Armonización fiscal en la UE

UE1Se entiende por armonización fiscal de la Unión a la  ”aproximación de los conjuntos normativos de los países miembros en esta materia con la finalidad genérica de coadyuvar al establecimiento y mejor funcionamiento del mercado interior y, más singularmente, evitar las distorsiones en la competencia, que con origen en los antedichos conjuntos, puedan comprometer de manera significativa la consecución de esta meta de la Unión Europea”.

Podemos contemplar como ejemplo de distorsión a la competencia la aplicación de distintas modalidades de impuesto sobre ventas cuando un bien es consumido en un país diferente de aquel en el que se ha producido; en este caso es complejo determinar en qué momentos de las distintas fases de producción y venta  la imputación acumulativa del impuesto se ha incorporado al precio del producto y por ende aplicar una medida compensatoria o de devolución del mismo.

No obstante, pese a que situaciones como la anteriormente expuesta ponen de relieve la necesidad de equiparar ciertos tipos impositivos dentro de la Unión, la existencia del principio de subsidiariedad y la complejidad implícita en un proceso de acuerdo en materia fiscal son factores responsables de que la ambición de la Unión Europea sea la de aproximar los distintos sistemas existentes pero sin que esto suponga obstáculo a la autonomía de cada estado miembro en materia fiscal nacional. Según el principio de subsidiariedad la Unión, salvo en sus ámbitos de competencia exclusiva, sólo interviene en la medida en que su acción sea más eficaz que una intervención a nivel nacional, regional o local. Está estrechamente vinculado al principio de proporcionalidad, en virtud del cual la acción de la Unión no debe exceder de lo necesario para alcanzar los objetivos de los Tratados.

Como ejemplo de armonización fiscal podemos citar el IVA, introducido por la CEE con carácter obligatorio en 1967, teniendo en consideración las recomendaciones del Informe Neumark (lo esencial entonces era la introducción del impuesto en todos los estados miembros). No obstante las directivas de ese momento eran tan flexibles que prácticamente dejaban plena libertad a los estados para la determinación de elementos como el hecho imponible, las exenciones y el tipo impositivo. En 1977 las directivas se centran en la armonización de la base imponible (la introducción del nuevo sistema de recursos propios del presupuesto comunitario así lo precisaba). Hasta 1992 no se aborda la armonización de los tipos impositivos, con vistas a la entrada del mercado interior prevista para comienzos del 93,  cuando la libre circulación de bienes y servicios no debía enfrentar ningún obstáculo.

Actualmente la situación con respecto al IVA (VAT) en la UE es la siguiente :

 

2013-09-12 19_27_01-ec.europa.eu_taxation_customs_resources_documents_taxation_vat_how_vat_works_rat

 

 

Vía| UNED, La armonización fiscal (Donato Fernández Navarrete), Europa.eu,El Mundo

Imagen| Extraída de informes de  European comission

En QAH| La nacionalidad y la residencia en el IRPF, ¿Qué novedades se han introducido en el IRPF?, Europa necesita menos obscuridad burocrática y más legitimidad democrática, Los tributos y sus clases.

RELACIONADOS