Historia 


Archivos de Mari y la reina Zenobia

GetAttachment (2)

Vista parcial de las ruinas de Mari que muestran un zigurat cerca del palacio de Zimri-Lim.

Los datos que se tienen sobre las fechas que comenzó a funcionar Palmira como ciudad, según se consultan distintas webs , la mayoría son inciertos, otros erróneos pues intentan adjudicar hazañas las cuales para nada tienen que ver con la realidad.

Escritos antiguos nos daban conocimiento de su historia por los distintos escritos hallados en excavaciones, aunque sobre su localización exacta no había nada concreto.

Partiendo de la principal base, y es que la ciudad de Palmira se encuentra en un desierto, y cercana “el oais de afqa”. Este lugar, donde el arqueólogo André Parrot  en una de las excavaciones que ha dirigido en la ciudad de Mari encontraron una serie de tablillas –cartas y textos-  de escritura cuneiforme en las cuales  se detallaba que allí fue donde se dieron los primeros asentamientos humanos y que posteriormente dieron lugar a la ciudad de Palmira.

Una de las tablillas de Zimri-Lim. rey de Mari, que data del 1780 a. C.

A partir del año 41 a.c  los habitantes de Palmira huyeron de las tropas de Marco Antonio, pasando Siria a ser provincia Romana, prosperó por la -ruta de la seda-  siendo cuando comienza a arrancar ya la plenitud de Palmira y todo su apogeo.

Las excavaciones dirigidas por el arqueólogo André Parrot en la ciudad siria de Mari, sacaron a la luz un gran palacio con frescos y estatuas junto a un archivo de 25000 tablillas.
” Según cuenta en su relato, en Enero de 1934 en Tell Harriri , cerca del pequeño pueblo de abu Kemal, ubicado en las orillas del Éufrates -Siria- , Parrot y su equipo habían desenterrado una estatua que llevaba la siguiente inscripción “ Lamgi-Mari rey de Mari sumo sacerdote en Enlill ” Estos escritos antiguos, daban testimonio de la existencia de Mari y de su localización exacta que fue un gran misterio desde hacia ya tiempo. Las excavaciones de los escribas sumerios describen como esta ciudad era la sede de una dinastía que pudo haber sido gobernada alguna vez en toda Mesopotamia. Entre las numerosas arquitecturas superpuestas de los distintos periodos de ocupación, se debe mencionar el palacio de Presargónida perteneciente a la segunda mitad del III milenio a.c. Con una superficie  de 800 metros cuadrados. El área central se hallaba ocupada por una gran santuario, lugar donde se aglutinaba el poder religioso y la administración del gobierno. Desde esta sala radiaban las distintas habitaciones, como eran el ala meridional que terminaba en una pequeña cámara central provista de un altar para los sacrificios, y esta es una de las dependencias que aún faltan por excavar.
SUS RUINAS QUE REFLEJAN
GetAttachment (1)

Fase de excavación. Equipo arqueológico de André Parrot

La religión floreció en Mari al igual que en otras partes de Mesopotamia, servir a los Dioses se consideraba un deber del hombre. Todo el mundo tenía en cuenta saber la opinión de las deidades antes de tomar cualquier decisión importante. Los arqueólogos, han encontrado restos de seis templos, entre los cuales están; el Templo de los Leones ” según ellos, erigido en honor a Dagón  – mencionado en la Biblia – . Los santuarios de Istar, la diosa de la fertilidad y de Shamash el dios del Sol, estos originalmente, tenían en el templo una estatua que al ser una deidad le obsequiaban con ofrendas y súplicas.
La parte mas espectacular del descubrimiento en las ruinas de tell Hariri fueron los restos de un inmenso palacio, conocido por el nombre de su último ocupante; el rey Zimri-Lim. El arqueólogo francés Louis-Huges Vicent fue quien lo descubrió ” como joya arquitectónica oriental arcaica.
Todo ello ha sido localizado por la costumbre y tradición que tenía la población de llevar las estatuas hacia el interior de los santuarios. El mejor documento de la arquitectura palacial mesopotámica que ha llegado a nuestros días, es el Palacio Real, el cual corresponde al periodo del I milenio a.c,. Ocupa alrededor de 2,5 Ha y la altura de sus murallas alcanza unos 5 metros. Hace tiempo que el recinto quedó abierto al público
CIUDAD DE PALMIRA Y EL REINO DE ZENOBIA
Ciudad de Palmira

Gran avenida de columnas y a uno de sus lados el Teatro de Palmira que también ha sido restaurado

Durante el siglo III d.c, surgió en Oriente Medio un nuevo poder. desde la ciudad de Palmira “la ciudad de las palmeras”, capital del reino Nabateo, una mujer, la reina y regente Zenobia forjó un efímero imperio que hizo frente a los grandes poderes de la época; Roma y Persia.

Reina Palmira

La literatura del siglo XIX se encargó de recuperar la figura de Zenobia reina de Palmira

Palmira. En ella, confluían todas las rutas que llevaban hacia Occidente, en esta se localiza el arco de la época de los Severos. Al oeste del teatro se encuentra el ágora con pórticos que en su mayoría son de la época de Adriano. El conjunto del área oeste se cierra con el tempo de Allat excavado por un equipo de arqueólogos polacos en 1959, de estas grandiosas construcciones hay que mencionar el santuario Templo de Bel, al este de la Gran Columnata. Se erigía por un podio, y lo formaba una estancia contenida con nichos horadados con las estatuas de la triada Bel Yarhibol y Aglibol. Este templo combinó dos funciones; religiosa y económica, pasando a ser la ciudad un aspecto de santuario mercado pues se encontraba enclavada en la principal ruta caravanera.

RELACIONADOS