Cultura y Sociedad 


“Aquellos duros antiguos”: un tango con historia

Febrero es el mes por excelencia del carnaval de Cádiz, es el mes de la copla, los pasodobles y el cuplé. Pero sobre todo es el mes del tanguillo. Y es que hay un tango que ha traspasado los tiempos y se ha convertido en himno de la fiesta gaditana, incluso ha llegado a ser himno de la ciudad de Cádiz. Es raro el gaditano que no sepa cantar el tanguillo que Antonio Rodríguez, más conocido como “El Tío de la Tiza”, compuso en los carnavales de 1905 para el coro “Los Anticuarios”. Y dice así:

Aquellos duros antiguos
que tanto en Cádiz dieron que hablar
que se encontraba la gente
en la orillita del mar
fue la cosa más graciosa
que en mi vida he visto yo.
Allí fue medio Cádiz con espiochas
y la pobre de mi suegra,
y eso que estaba ya media chocha
con las uñas a algunos vi yo escarbar
cuatro días seguidos sin descansar.
Estaba la playa
igual que una feria,
válgame San Cleto
lo que es la miseria.
Algunos pescaron
más de ochenta duros,
pero en cambio otros
no vieron ni uno
Mi suegra, como ya dije,
estuvo allí una semana
Escarbando por la tarde,
de noche y por la mañana
Perdió las uñas y el pelo,
aunque bien poco tenía
y en vez de coger los duros,
lo que cogió fue una pulmonía
y en el patio de las malvas
está escarbando desde aquel día.

Pero, ¿cuál es el origen de esta letra? Todo comenzó un año antes, el 3 de junio de 1904 mientras un grupo de trabajadores de la almadraba enterraba los desperdicios del pescado en la playa. Uno de esos trabajadores, conocido como “Malos Pelos”, se encontró con un inesperado tesoro y rápidamente se lleno los bolsillos de aquellos duros y salió huyendo. Sus compañeros se percataron de lo ocurrido e hicieron lo mismo, cogieron todo lo que pudieron y abandonaron el lugar de trabajo.

Moneda que se encontró en las playas de Cádiz

Moneda que se encontró en las playas de Cádiz

La noticia se corrió rápidamente por la ciudad y en poco tiempo los habitantes empezaron a inundar las playas de La Victoria y de Cortadura en busca de aquellas famosas monedas, algunos equipados con las herramientas necesarias y otros simplemente con la ayuda de sus manos. Se rescataron aproximadamente unas 1500 monedas de la playa.

Las monedas que aquella mañana allí se encontraron eran monedas de a 8 reales, acuñadas en México en el siglo XVIII y conocidas como las de “ambos mundos” porque en el anverso de ella aparecían dos mundos. Sin embargo, a partir de entonces fueron conocidas como “duros antiguos” por el parecido que tenían con las monedas de 5 pesetas de aquel entonces.

La procedencia de aquel tesoro sigue siendo un misterio, sin embargo, la teoría más apoyada es aquella que dice que las monedas pertenecían a un bergantín brasileño llamado “El Defensor de Pedro”. Las referencias históricas no dejan muy claro si se trataba de una embarcación pirata o de si fue asaltada por los piratas; de cualquier modo, lo que parece ser que ocurrió, fue que los tripulantes del navío decidieron enterrar el tesoro en las costas gaditanas con la intención de recuperarlo después. Pero esto jamás ocurrió porque fueron apresados y ajusticiados.

 

Vía| Carnavaldecadiz.es

Más información| Diario de Cádiz

En QAH| Carnaval de Cádiz. Influencia en la sociedad gaditana, Carnaval de Cádiz. El COAC.

Imagen| Moneda

RELACIONADOS