Productividad Personal 


Aprendiendo a pensar de forma más productiva

UmzugHoy en día, el volumen de asuntos que pueden llegar a captar nuestro interés se multiplica a velocidad de vértigo. Internet, Mails, SMSs, WhatApps, Facebook, Twitter, llamadas de teléfono, etc. La tecnología lo ha cambiado todo. Cualquier cambio en tu entorno, y te enteras de inmediato. ¿Qué es lo que implica esto realmente? Pues que estamos sometidos a una sobrecarga de potenciales significados. Todos y cada uno de los inputs que recibimos pueden potencialmente transformase en algo que tenga significado para nosotros y esto hoy, se produce de forma casi natural e incluso de manera automática.

Sin duda alguna, esta situación se constituye como elemento detonante para generación del estrés, dado que bajo una actitud generalmente voluntarista, tendemos a comprometernos con todo lo que llega a nuestra vida. ¿Vas a venir a la cena de graduación de mi hijo? , ¿podrías hacerme un recado? , ¿me enviarás el informe mañana? . Esta es la fórmula general que te llevara inevitablemente al estrés y sobre todo a la ineficacia. Decir sí a todo, implica que adquieres compromisos sin aclarar previamente el significado que ello tiene y por otra parte, dejas que tu atención campe a las anchas.

Parte del proceso de la mejora de la productividad personal pasa por cambiar el esquema de pensamiento. Esto nos lleva a la necesidad de dejar de pensar en aquellas cosas que nos rodean y pasar a pensar en que significan realmente para nosotros. Este nuevo esquema de pensamiento te permite por un lado descartar todo aquello que no resulta de tu interés, con lo que te deshaces directamente de ello, y por otro lado, quedarte sólo con aquello que realmente significa algo para ti.

Para poder hacer esto, el primer paso es disponer de un inventario externo y completo de aquellas cosas que han llamado tu atención para en segundo lugar ir analizando que significan cada una de ellas para ti y en consecuencia ir tomando decisiones.

Queremos nuestras mentes para ser claros: no para pensar con claridad, sino para ser más abiertos en nuestras percepciones. Mary Caroline Richards

Aprender a pensar de forma te hará mejorare tu productividad, disminuir tu estrés y tener la sensación de comenzar a conseguir control dentro de un mundo sumido permanentemente en la incertidumbre y el cambio.

¿Quieres mejorar tu productividad? ¿Quieres vivir con menos estrés? ¿Te gustaría poner rumbo hacia el lugar al que quieres ir? Comienza por capturar todo lo que llega tanto a tu entorno físico como psíquico y posteriormente aclara que significado tiene todo eso para ti. Este es el punto de partida hacia una vida más productiva.

Imagen| Fotolia

RELACIONADOS