Coaching Profesional 


Aprender a solas

Inconscientemente todos buscamos a alguien, alguien con el que compartir nuestra vida. No vamos a negar que a todos nos gustaría encontrar a esa persona. Hoy en día esto se ha convertido en una necesidad básica, una necesidad creada por la sociedad. Nos han inculcado la idea de que eso implica el fin de nuestro sufrimiento y el tan esperado encuentro de la felicidad. También nos han dicho que nadie está realmente completo sin encontrar su otra mitad. Yo pienso que no existen las medias naranjas, que como bien dijo John Lennon, “todos nacemos enteros y nadie en nuestra vida merece cargar a las espaldas la responsabilidad de completar lo que nos falta”.

Entonces, ¿por qué no hablar también de las ventajas de estar en soledad?243e9f4e6f3db3ec2018998ad39d4dff De ese tiempo que todos y cada uno de nosotros debemos experimentar. De disfrutar la soltería, de hacer las cosas que nunca hiciste, de viajar, de soñar, y sobre todo, de conocerse a uno mismo. Porque no nos damos cuenta de lo importante que es aprender a lidiar con nuestros monstruos, a enfrentarse a ellos y por consiguiente perder el miedo.

Aunque siempre habrá quien cuestione tu forma de actuar, que no entenderá por qué llevas tanto tiempo sola, o por que ahora mismo prefieres estarlo. Eso no debe suponer lástima, la gente se equivoca. Es una etapa necesaria, que posiblemente forje de verdad tu futuro carácter. Nadie debe cuestionar ni valorar las razones que te llevan a tomar ciertas decisiones.

Porque podrías haber continuado en una relación estancada que ya no iba a ningún lado, por simple comodidad, o quedarte con alguien por estabilidad y por aparentar una realidad que no se corresponde. ¿Pero creeríais que esto sería lo adecuado? Siempre pensaré que es una actitud cobarde la de no atreverte a vivir tu propia vida, que eso implica no poseer el valor suficiente para manejarla y tampoco para detener a factores externos que la intenten controlar.

Y después de muchas experiencias desgastantes, descubrí la verdadera libertad, la de hacer todo sin rendirle cuentas a nadie, de entrar, de salir, de hacer las cosas solamente por y para mi. De la constante búsqueda de mejorar uno mismo, de trabajar, de fijar retos, de alcanzar objetivos. Porque al fin y al cabo, no hay ni habrá mejor sensación que la de estar bien contigo mismo.

Imagen | Pinterest 

RELACIONADOS