Historia 


Antecedentes del muro de Berlín

Mapa de Berlín, dividido en cuatro zonas, tras la Segunda Guerra Mundial

Mapa de Berlín, dividido en cuatro zonas, tras la Segunda Guerra Mundial

El 9 de noviembre de 1989 caía el muro de Berlín y con él se ponían fin a 28 años de división de la ciudad alemana. Pero para entender las razones de la construcción del muro, símbolo de un periodo de nuestra historia, es necesario remontarse más atrás en el tiempo. En concreto, hasta el final de la Segunda Guerra Mundial. En abril de 1945, tras la capitulación alemana, el país germano pasa a estar ocupado por los aliados, vencedores de la contienda mundial. Berlín, hasta entonces capital del III Reich, también entrará en esa división y será la ciudad donde con mayor claridad pueda apreciarse el periodo de la Guerra Fría, la división del mundo en dos bloques: el occidental, liderado por Estados Unidos, y el soviético, al frente del cual estuvo la URSS.

El muro de Berlín es un símbolo de la Guerra Fría, como lo es la propia ciudad alemana. En febrero de 1945, los líderes de las potencias ganadoras de la Segunda Guerra Mundial (Churchill por el Reino Unido, Roosevelt por Estados Unidos y Stalin por la URSS) se reunieron en Yalta y en esa célebre cumbre decidieron dividir el territorio alemán en cuatro partes. Una quedaría bajo el control de Francia, otra de Estados Unidos, otra de Reino Unido y otra de Estados Unidos. Ese mismo reparto se repitió en el caso de la ciudad de Berlín, situada en territorio soviético. La antigua capital del III Reich quedaba igualmente dividida en cuatro partes (ver mapa arriba a la izquierda).

Puente aéreo de los occidentales para abastecer a Berlín oeste durante el bloqueo (1948-1949)

Puente aéreo de los occidentales para abastecer a Berlín oeste durante el bloqueo (1948-1949)

Desde ese momento, los ciudadanos de Berlín verán divididos sus caminos. Según la parte de la ciudad donde queden integrados vivirán en sistemas políticos, sociales y económicos totalmente distintos. En 1948, los países occidentales deciden integrar sus cuatro partes, tanto de Berlín como del conjunto del país, con la creación de una moneda común, un nuevo marco. Un año antes, Estados Unidos y Reino Unido firmaron un pacto en el que integraron sus dos sectores para crear la Bizona. La respuesta soviética a esa unión entre los países occidentales no se hace esperar. El 23 de junio de 1948 la URSS cierra todas las conexiones y todos los suministros energéticos de su sector a la parte occidental de Berlín. Es el bloqueo de Berlín, al que Occidente responde de forma expeditiva con un puente aéreo para abastecer día y noche de alimentos y fuentes de energía a los ciudadanos de Berlín oeste (2 millones de personas). El bloqueo no surtió los efectos deseados por las autoridades soviéticas, que ante la respuesta de Occidente decidieron concluirlo en mayo de 1949. El puente aéreo fue una demostración de fuerza del bloque occidental, que abasteció con 275.000 vuelos a la población sitiada.

La división era ya un hecho y no hizo sino oficializarse con la creación de dos Estados dentro de Alemania. El 8 de mayo de 1949 la Alemania occidental crea la República Federal Alemana (RFA), mientras que los soviéticos crearon el 7 de octubre de ese mismo año la República Democrática Alemana (RDA). Berlín este queda integrada en este nuevo Estado bajo control soviético y con capital en Pankow (aunque después se situó en Berlín este) mientras que la parte oeste de la ciudad forma parte de la República Federal Alemana, que situó su capital en Bonn. Eso sí, Berlín oeste mantuvo un estatus especial dentro de la RFA. Por ejemplo, elegía a sus propias autoridades, pero no a sus representantes en el Parlamento de Bonn. El nivel de vida de ambos países, y por tanto de ambas zonas de la ciudad, también agranda su diferencia con el paso de los años. Prueba de ello es que entre 1949 y 1961, año en el que comenzó a construirse el muro de Berlín, se calcula que unos 2,7 millones de habitantes de la RDA abandonaron la ciudad hacia el oeste, donde hasta podían pasar con alguna limitación al principio y sólo con permiso del Gobierno desde 1957. Los ciudadanos de Berlín este podían así observar el mayor desarrollo económico de ese país distinto que tenían a pocos metros de su casa.

Estados Unidos, Francia y el Reino Unido contribuyeron a la rápida reconstrucción de Berlín este y aportaron fondos para la mejoría de esa parte de la ciudad, en gran medida a través del Plan Marshall o mediante la condonación de gran parte de la deuda. Las diferencias entre las dos Alemanias eran palpables cuando cayó el muro de Berlín. La RFA duplicaba el PIB de la RDA y tenía una población de 61 millones de habitantes frente a los 17 millones del antiguo Estado pro soviético. Algunos datos sobre la vida cotidiana de los habitantes de ambas Alemanias reflejan bien las diferencias existentes. Por ejemplo, en 1989, un 92% de las familias de la RFA tenían teléfono en casa, mientras que sólo un 7% de quienes vivían en la RDA contaban con este apartado. También existen diferencias en la posesión de automóviles (83% frente a 48%) y televisores (86% frente a 39%).

Pero hay más aspectos que marcaban las diferencias de vida en las dos zonas de Berlín que, a partir de 1961, dividió el muro con el que los líderes de la RDA pretendían evitar la fuga de sus ciudadanos en busca de una vida mejor. Un elemento diferencial entre ambas partes de la ciudad es el sistema político: uno liberal a imagen de los estados democráticos occidentales y otro que repetía los esquemas de funcionamiento de la Unión Soviética. Un símbolo de ese modelo político distinto que existía en ambas zonas es la Stasi, el Ministerio para la Seguridad del Estado de la RDA, un órgano que investigaba la vida de los ciudadanos, que combatía la disidencia (es decir, perseguía a pensaba diferente). Este servicio de inteligencia tuvo su sede en Berlín este y fue creado en 1950. La Stasi contaba con una amplia red de informadores civiles. Se calcula que cuando desapareció en 1989 tenía 91.000 empleados y 180.000 informadores.

Ante las diferencias existentes entre Berlín este y Berlín oeste, miles de ciudadanos de la RDA huyeron del país, lo que llevó a sus autoridades a construir el muro de Berlín en 1961, pero esa ya es otra historia que contaremos en el siguiente artículo del especial sobre el 25 aniversario de la caída de este símbolo de la Guerra Fría que dividió al mundo en dos bloques.

Vía| Historia Siglo XX

Más información| Dw.

Imágenes| Historiaguerrafría e Historia Siglo XX 

 

RELACIONADOS