Cultura y Sociedad 


Año Jubilar Lebaniego: peregrinación a Santo Toribio

En Cantabria, en la comarca de Liébana y próximo a Potes podemos encontrar el Monasterio de Santo Toribio de Liébana, lugar clave para peregrinos y fieles que llegan desde diferentes caminos. Este año, además, lo hacen con un importante motivo: se celebra el Año Santo Jubilar Lebaniego.

Liébana celebra desde 1512 el periodo jubilar, privilegio que concedió el Papa Julio II mediante una bula cada vez que el 16 de abril cayese en domingo, y que comparte con Santiago de Compostela (el Año Jubilar Jacobeo se celebra cada año que el 25 de Julio, Festividad de Santiago Apóstol, cae en domingo), Roma y Jerusalén.

Monasterio de Santo Toribio de Liébana

En el Monasterio se conserva el trozo más grande de la Cruz de Cristo, el Lignum Crucis, corresponde al brazo izquierdo y fue traído junto a los restos de Santo Toribio de Astorga durante la Edad Media. Santo Toribio, que custodiaba las reliquias de Jesucristo en Jerusalén, y con permiso del Papa, se llevó el trozo de la cruz a Astorga, ciudad de la que fue Obispo. Posteriormente fue trasladada a Liébana, junto con los restos del Santo, por los cristianos que querían ponerla a salvo ante la inminente invasión de los musulmanes que estaban a las puertas del norte.

El Año Jubilar, que coincide con un periodo de indulgencia de los pecados, comienza con la apertura de la Puerta del Perdón, que se abre tras los golpes de un martillo para simbolizar el esfuerzo que supone peregrinar, atravesar la puerta y pasar al otro lado. Para que el perdón sea concedido deben cumplirse una serie de requisitos:

PRIMERO: SE PIDE REZAR:

  • El Padrenuestro (como signo de que volvemos al Padre Dios)
  • El Credo (como renovación de nuestra fe)
  • Una oración por el Papa (Padrenuestro, Salve, Avemaría)

SEGUNDO: HAY QUE CONFESARSE:

Confesión y comunión en el mismo día o en una fecha próxima (15 días antes o después de la peregrinación)

TERCERO: ASISTIR A LA “Misa del peregrino”

Toda reliquia o vestigio religioso vinculado a un lugar santo de relevancia, en el mundo cristiano está ligado a un Camino de Peregrinación. Así, a los peregrinos que iban en busca de Lignum Crucis, se les conocía como “crucenos o cruceros”. La peregrinación a Santo Toribio enlaza con el Camino del Norte a Santiago de Compostela, el camino de las primeras peregrinaciones a Santiago.

Recientemente se han añadido otros tres Años Jubilares Perpetuos: Caravaca (Murcia), en honor a la Cruz de Caravaca. Tiene Bula Papal para ser año santo cada siete años desde 1998. Urda (Toledo), en honor a la Sagrada Imagen del Santísimo Cristo de la Vera-Cruz, con Bula Papal desde 1994 para año que el 29 de Septiembre caiga en domingo. Y, desde 2014, Valencia, en honor al Santo Cáliz de la última cena. Tiene Bula para ser año santo cada 5 años y el primero se celebró en 2015.

* Vía|Camino Lebaniego
* Imagen|Monasterio Santo Toribio de Liébana
* En QAH|“Cantabria entre Comillas”

RELACIONADOS