Historia, Uncategorized 


Andorra existe y es independiente

Si preguntásemos a los españoles cuántos países tienen frontera con España, muchos dirían que son dos las naciones vecinas, olvidando, algo que solemos hacer de vez en cuando, que Andorra es un país independiente y también sus fronteras lindan con las españolas. Aprovechando que esta nación es protagonista en los medios debido al caso Pujol, sería bueno recordar brevemente en esta entrada la historia de este país.

Fue Carlomagno el primero que otorgó a los andorranos el título de pueblo soberano en el 788, concesión que se hizo práctica cuando donó los diezmos del territorio y otros privilegios a los obispos de Urgel. Por esos años el territorio andorrano estaba bajo la protección del imperio carolingio. La primera vez que se citará el territorio de Andorra y su división parroquial (división que perdura hoy día) sería en el documento del Acta de Consagración y Dotación de la Catedral de la Seo de Urgel del año 839. Los condes de Urgel eran los propietarios del territorio andorrano. Pero la fecha clave en la que debemos considerar el nacimiento de Andorra como territorio independiente es en 1133 cuando el conde de Urgel, Ermengol IV, cede a perpetuidad al obispo Pere Berenguer y la catedral de Urgel todos los derechos sobre el valle de Andorra. El territorio andorrano nace siendo un señorío episcopal.

La situación inestable en la Península y la poca capacidad de autodefensa del territorio andorrano hizo que el obispo de Urgel en 1278 buscase la protección del conde de Foix (casa Caboet) en la firma del primer “pariatge” lo que significaba que el territorio era una copropiedad entre el obispo de Urgel y el conde de Foix. En 1288 se firmaría el segundo “pariatge”.

Durante el reinado de los Reyes Católicos Andorra fue anexada por estos y Carlos I la devolvería posteriormente de nuevo a la casa de Foix. Realmente era un territorio que solía pasar desapercibido en la política internacional y solo era usado en negociaciones de ámbito localista.

El escudo de Andorra se divide en cuatro cuarteles. El primero representa al obispado de Urgel, el segundo a Foix, el tercero a Aragón y el cuarto a Bearne. Se acompaña de la frase en latín "la virtud unida es más fuerte".

El escudo de Andorra se divide en cuatro cuarteles. El primero representa al obispado de Urgel, el segundo a Foix, el tercero a Aragón y el cuarto a Bearne. Se acompaña de la frase en latín “la virtud unida es más fuerte”.

En 1587 el conde de Foix y rey de Navarra, Enrique III, se convertiría en rey de Francia iniciando así el proceso por el cual el estado francés sigue siendo hoy día uno de los copropietarios del estado andorrano. Francia obtendría la copropiedad de Andorra en 1607 cuando Luis XIII, monarca francés, añadiría a la Corona francesa el territorio del condado de Foix. Andorra por tanto era un principado que seguía perteneciendo al obispo de Urgel y a partir de este año al rey francés.

Al estallar la Revolución Francesa, los revolucionarios no quisieron mantener el “pariatge” andorrano al considerarlo de carácter feudal y por lo tanto la nueva República Francesa renunciaba así a los derechos señoriales sobre Andorra, derechos que volvería a recuperar Napoleón en 1806, retomando así la copropiedad francesa sobre el territorio andorrano pero en lugar del monarca francés, sería el máximo representante del estado francés uno de los copropietarios del Principado de Andorra. Por eso hoy día los copríncipes de Andorra son François Hollande (presidente de Francia) y el obispo de Urgel. Realmente el Principado es un estado independiente que representa el equilibrio diplomático entre Francia y España pues los copríncipes andorranos pertenecen a estas dos naciones.

Boris Skossyreff, Boris I de Andorra.

Boris Skossyreff, Boris I de Andorra.

Como dato curioso, Andorra fue durante unos días en 1934 un reino al llegar al valle andorrano el ruso Boris Skossyreff, que pertenecía a una familia de la pequeña nobleza bielorrusa y que solía visitar Andorra. Este hombre se presentó al Consejo General de los Valles como pretendiente al título de Rey de Andorra a cambio de modernizar el país y convertirlo en un paraíso fiscal a modo de otros territorios europeos como Mónaco, Liechtenstein o Luxemburgo. El Consejo aceptó su propuesta y enseguida el obispo de Urgel se movilizó contra el ruso desautorizándolo. Boris I de Andorra le declaró la guerra y posteriormente fue detenido por varios guardias civiles enviados por el obispo y fue expulsado de España. Andorra había sido un reino durante trece días en el mes de julio de 1934.

En la actualidad, Andorra es un paraíso fiscal (aunque para España dejase de serlo en 2010) que sigue teniendo una forma de gobierno coprincipada, con dos representantes del presidente francés y del obispo de Urgel en el parlamento andorrano, aunque sea un país independiente.

Vía| Corts Peyret, Juan; Geografía e Historia de Andorra. Ed: Labor; Barcelona. 1945.

Más información| Historia de Andorra.

Imágenes| Escudo, Boris.

RELACIONADOS