Jurídico, Uncategorized 


Análisis sobre los tipos de intereses: moratorios y procesales.

En el ámbito jurisdiccional los intereses moratorios y los procesales tienen muchas similitudes pero existen grandes diferencias entre ambos. Son muchos los objetivos comunes que tienen ambos intereses, pero a continuación veremos las importantes diferencias que existen entre ellos:

  1. Con la ley en la mano, observamos que los intereses procesales vienen recogidos en el Art. 576 Ley Enjuiciamiento Civil y los intereses moratorios regulados en los Arts. 1.100 y ss Código Civil.
  2. Los intereses procesales, cuya principal pretensión es el cumplimiento eficaz de una resolución judicial, de esta manera evitará la demora y perjuicio al acreedor. Sin embargo, los intereses moratorios persiguen reparar el daño por incumplimiento de alguna obligación o por el retraso de los pagos de una de las partes.
  3. Una diferencia crucial entre ambos intereses se encuentra a la hora de la petición de ambos. Los procesales son aplicados de oficio por los Juzgados y Tribunales, siendo importante la existencia de una Sentencia que condene al pago de una cantidad concreta, y a partir de ese instante será de obligado cumplimiento por ley el abono de la cantidad monetaria. Para que los intereses moratorios serán reconocidos por el Juzgado, la parte demandada deberán solicitar de manera expresa la condena al pago de los mismos, debiendo refrendar dicha petición en la demanda.

Con todo ello, los intereses procesales y moratorios tienen similitudes comunes, siendo como principal objetivo la no dilatación del procedimiento. Por lo tanto, se evita que el transcurso del tiempo desde que el deudor incumplió su obligación pueda llegar a perjudicar el interés económico del acreedor, intentando así la no declaración de las cantidades económicas de la deuda.

Hoy día los intereses moratorios a la hora de aplicarse generan más dudas que los procesales: Ciertos expertos doctrinales opinan que si la cantidad adeudada está perfectamente fijada y la Sentencia concede una cantidad igual a la que se solicitó, solo se devengarán los intereses desde la fecha de la reclamación extrajudicial o judicial. Muchos otros autores afirman que aunque la cantidad sea inferior a la solicitada, tendrá lugar desde la solicitud de los devengos aunque fuera judicial o extrajudicialmente.

Así las cosas, de conformidad con los artículos 1.108 y 1.100 Código Civil, determinamos que el momento de comienzo del devengo de estos intereses es el momento en el que el deudor constituye en mora, por lo tanto es cuando el acreedor exige judicial o extrajudicialmente el cumplimiento de su obligación a la otra parte.

En conclusión, detallamos tres apuntes importantes para que entendamos cuando procede el devengo de intereses moratorios. En primer lugar, el pacto expreso donde se establezca que la obligación entre ambas partes devengará intereses. En segundo lugar, debe tratarse de una deuda monetaria o dineraria. Y por último, que la deuda haya vencido y se haya incumplido la fecha establecida para el pago.

 

Más información: Código Civil – BOE.es y Ley de Enjuiciamiento Civil – BOE.es

RELACIONADOS