Economía y Empresa, Finanzas 


Análisis financiero a corto plazo de una empresa. Formas para resolverlo

Ante la necesidad de conocer si una empresa es o no solvente a corto y/o largo plazo debemos tener en cuenta una serie de pautas.

El análisis de la situación financiera a corto plazo se conoce con el nombre de “liquidez”. Liquidez es la capacidad que la empresa tiene para atender sus compromisos a corto plazo. ¿Qué métodos hay para  calcularla?Si nos basamos en una alternativa de carácter estática nos centraríamos en el ‘Fondo de Maniobra” mientras que por el contrario, si nos centramos en una alternativa de carácter dinámica tendríamos que estudiar el llamado ‘ciclo de explotación’.

 

 ANÁLISIS ESTÁTICO

El fondo de maniobra viene determinado por el ciclo circulante de la empresa, creándose un vínculo directo entre la actividad que la propia empresa desarrolla con los saldos corrientes (éstos forman el F.Maniobra).

Podemos decir, que el fondo de maniobra es la diferencia entre el activo circulante y el pasivo circulante.

Para poder analizar el fondo de maniobra de una empresa debemos elaborar diferentes ratios.

 

Ratio de liquidez inmediata=   Activo corriente/Pasivo corriente

El valor normal que suele presentar es un 10% de las deudas. Debemos tener en cuenta que este ratio puede mostrar valores reducidos en empresas con una buena tesorería sin que ello conlleve dificultades (las razones pueden ser varias).

1)      Ratio de tesorería= Tesorería / Pasivo corriente

2)      Test del ácido= Deudores comerciales (por ej.Clientes)+Inversiones financieras a corto plazo + Efectivo /  Pasivo corriente

Este es el ratio más significativo para conocer las posibilidades que tiene la empresa para pagar a corto plazo. Un valor aceptable estaría entre  0,8 y 1.

3)      Ratio liquidez general= Activo corriente / Pasivo corriente

El valor recomendable estaría entre 1,5 y 3, siendo un valor por debajo de 1,5 un tanto malo ya que la empresa presentaría poca liquidez.

 

 ANÁLISIS DINÁMICO

A través de este análisis nos centraríamos en el ciclo de explotación de la empresa, el cual se compondría del período de medio de maduración. Éste podría clasificarse en dos categorías:

Económico: es el tiempo que transcurre, por término medio, desde que se adquieren las mercaderías hasta que se cobra a los clientes. Se incluye el período de almacenaje y del período de cobro.

Financiero: es el tiempo que transcurre entre el desembolso por las mercaderías que hace la empresa y su recuperación mediante el posterior cobro a los clientes. Es la suma del P. Almacenaje más el P. Cobro menos el Período de pago.

Dichos períodos se calculan mediante unos ratios denominados con el nombre de ‘rotación’.

1)      Rotación almacén = coste de ventas/ Existencias medias de mercaderías

2)        Rotación cobro= Ventas netas / Deuda media clientes

3)      Rotación pago= Compras netas/Deuda media proveedores

La información relevante para obtener estos ratios la podemos encontrar tanto en el balance de situación como en la cuenta de pérdidas y ganancias de una empresa.

 

 

En QAH| ¿Qué es tener un problema de liquidez?

RELACIONADOS