Economía y Empresa, Finanzas 


Análisis economía global – Entorno Macroeconómico y EE.UU.

Análisis macro-económico – Noviembre 2012

En tiempos de alta incertidumbre en los mercados financieros es conveniente acordarse de las tendencias sostenibles que mueven las economías y que al mismo tiempo afectan a la generación de riqueza de las compañías.

En el corto plazo la preocupación de los mercados se centra en cómo se resuelve la crisis de la deuda en Europa (y más adelante en EE.UU), pero queda claro que por ello las empresas no interrumpen su producción y los consumidores no paran de consumir. Lo que sí está cambiando es el grado y el tipo de consumo tanto en EE.UU, Europa y Asia. En situaciones como estas podemos comprobar que hay empresas mejor preparadas para enfrentar los retos que nos depara el mercado al igual que existen otras que están peor preparadas y pueden encontrar más dificultades para competir. En la gestión de patrimonio nos interesan aquellas empresas que no solamente están bien preparadas, sino que han demostrado que mantienen una posición de liderazgo también en tiempos de crisis. Por ello es primordial observar la evolución de estas empresas en el transcurso de al menos 10 años. De esta manera observamos su comportamiento en anteriores crisis valorando su sostenibilidad en el incremento de los beneficios.

Esto es de suma importancia ya que en muchos países los datos macroeconómicos continúan apuntando a un descenso de la actividad económica. Por otra parte, empresas con un enfoque global no sufren estos descensos o les afecta menos que al resto, ya que la bajada del crecimiento económico no se produce en todas las regiones. Por ejemplo, en el caso de EE.UU hay cada vez más indicios de recuperación en sectores clave.

En este sentido, se comportan mejor aquellas empresas europeas que tienen una cuota más importante en mercados emergentes o en EE.UU. Sobre todo muchas empresas medianas alemanas han demostrado en sus resultados trimestrales que no sienten ninguna crisis.

EE.UU

EE.UU parece una de las pocas economías que sorprenden con datos positivos. Aunque en realidad no debe sorprender, ya que el mero aumento de la población supone una fuerza de crecimiento importante. A la vez hay que tener en cuenta que los tipos bajos y un mercado más saneado de vivienda favorecen la compra de (nuevas) viviendas.

Tampoco sorprende el crecimiento de las ventas de automóviles (véase el gráfico) ya que actúan en principio las mismas fuerzas.

Las ventas de coches se ve no solamente favorecidas por el aumento de la población, sino también por la alta antigüedad de los coches. Y parece ser que este mercado aún no ha agotado su potencial de crecimiento porque las ventas han subido a pesar de la subida de los precios de la gasolina.

El buen comportamiento de estos sectores clave, junto con una suave mejora en los datos de empleo parece que también ha contribuido a una mejora del índice de confianza de los norte-americanos. Prueba de la mejora de la confianza es también la reanudación del crédito al consumo.

Como hemos reiterado muchas veces, a pesar de que se nota un crecimiento sobre todo en los sectores clave de la economía, el nivel es insuficiente para generar mucho empleo. No obstante, incluso el mercado laboral muestra una leve tendencia de mejora. Ante este panorama es posible que el temor 

al precipicio fiscal (“Fiscal Cliff”) se pueda absorber y/o que los políticos, ya pasadas las elecciones, tomen medidas sensatas para paliar los efectos.

En el siguiente artículo analizamos la situación económica de Europa y China. Haga click en este enlace si desea seguir leyendo. – Análisis economía global – Europa y China.

 

Fuente| WerteFinder Vermögensverwaltung GmbH

RELACIONADOS