Historia 


Ambrosio Spinola, el arte de la guerra

Dentro de la Historia de España. sobre todo en la Edad Moderna es inevitable hablar de la Guerra de Flandes. Esta región se sitúa hoy en día en los Países Bajos, concretamente al norte de Bélgica. Sin duda alguna fue un guerra de desgaste tanto humanas como económicas que llevó a la extenuación a la Monarquía Hispánica. En una larga lista de Generales que tuvieron Los Tercios (ejército español) y que se encargaba de ésta guerra, uno se hace destacar, no quiere decir que tuviera más valor que otros ni mucho menos, sólo que hizo algo diferente a todos los generales. En el siglo XVI nace un joven aristócrata de familia genovesa, rica y dedicada a la banca y sobre todo dando servicios a la Monarquía Hispánica. En el año 1569, en Génova, nace Ambrosio Spínola, un personaje clave en la historia española aunque sea italiano.

descarga (1)

Ambrosio Spínola Doria (Génova, 1569 – Castelnuovo Scrivia, 25 de septiembre de 1630) famoso por la toma de la ciudad holandesa de Breda y recordado como uno de los últimos grandes jefes militares de la Edad de Oro española.

Su infancia y juventud, como la de cualquier noble estuvo muy ligada a los estudios y a una estricta formación, desde las matemáticas hasta la historia, siendo el primogénito de la familia y el heredero debía tener una sólida y perfecta cultura. Sin embargo, a pesar de ser un noble no estaba exento de la vida real por lo que desde muy joven se quedo huérfano de padre por lo que su educación quedó a manos de su madre. Su matrimonio fue con Juanna Bassadonna, proveniente de otra familia culta y noble.

Su paso al mundo bélico entró a la edad de los treinta años, que en realidad era su verdadera vocación. Su hermano Federico, fue designado como hombre para hacer un desembarco en tierras inglesas por lo que su hermano mayor, Ambrosio le propuso que fuera su hombre de armas y ayudante personal, sin embargo optó por otra opción. Su rumbo militar se iba a destinar a las tierras de los paises bajos, a Flandes. Por lo que aquí hizo una inversión de su propio dinero, reclutando a nueve mil hombres y llevarlos a Flandes, donde la situación era alarmante ya que Mauricio de Nassau pretendía una campaña activa. Sin embargo, su humildad y un gran sentido de racionalidad le mantuvo tener la serenidad cuando supo que su hermano Federico falleció y le ofrecieron mantener el puesto de su hermano, sin embargo viendo que era una empresa desmedida se mantuvo al servicio del Archiduque Alberto.

descarga (2)

El 5 de junio de 1625 Justino de Nassau, gobernador holandés de Breda, entregó las llaves de la ciudad a Ambrosio Spínola, general genovés al mando de los tercios de Flandes.

Su victoria en Ostende tuvo satisfactorias acogidas personales, desde Maestre General de Flandes, hasta el Toisón de Oro que le ofreció Felipe III y además la invitación de un rey extranjero, de Francia, Enrique IV. La estima que le dio a la Monarquia fue inigualable. En España se dedicó a reclutar soldados, no solo aquí sino también en Italia y Alemania. Su vuelta a las tierras de Flandes no le fueron también como se esperaban, debido a su escasez de dinero para reclutar a más soldados y a la climatología en varias batallas auguraron un estrepitoso fracaso. Sin lugar a dudas, la Tregua de los Doce Años  en 1609, en la ciudad de La Haya se hizo inevitable, para salvaguardar los territorios conquistados y reponer las tropas. Esta tregua terminó cuando Johan van Oldenbarnevelt fue seriamente acusado y después ejecutado en 1619, dos años mas tardes,ambos países no tuvieron buenas diplomacias y siguieron en conflicto hasta que en 1648 se produciría la independencia definitiva de los Países Bajos con la firma del Tratado de Münster.

Otro de las grandes hazañas fue La Guerra de los Treinta Años iniciada por otro rey Felipe IV. Con un ejército de más de treinta mil hombre Spinola entró en combate para conquistar las tierras de Palatinado, una región alemana, en este ciclo, la normalidad y tranquilidad se adueñó en la Monarquía. En este periodo, en donde se sitúa cronológicamente el cuadro de Velazquez Las Lanzas o La Rendición de Breda, que fue sin duda el punto álgido de su carrera militar. Aunque la Monarquía tuviera un gran éxito, no quita lugar a que las tensiones aumentaban, sobre todo entre el Conde-Duque de Olivares y Spinola, los celos y las envidias prometían un mal en la política hispánica.

Los conflictos con el valido del Rey Felipe IV junto a la mala salud y el declive económico conllevo a acelerar la muerte del inigualable General, su fallecimiento ocurrió en sitio de Castelnuovo el 25 de septiembre, durante su lecho de muerte balbuceaba “honor y reputación“.

 

Vía| Biografia    Biografíayvida  jeandegoudin

Más información| RODRIGUÉZ VILLA, A., Ambrosio Spínola, primer marqués de los Balbases. Madrid, 1905.

Imagen| Retrato   Rendición de Breda

En QAH| Alistarse en Los Tercios  Olivares: El fin de la Hegemonía Hispánica

 

RELACIONADOS