Derecho Internacional, Jurídico 


Alternativas para Reino Unido tras una posible salida de la UE

Durante los últimos meses, el Premier británico, David Cameron, ha puesto sobre la mesa su deseo de renegociar la membresía de Reino Unido a la Unión Europea, ya que entiende que los intereses del Reino Unido podrían estar mejor protegidos si Londres consigue recuperar la soberanía sobre ciertas competencias que ha cedido a Bruselas a lo largo del proceso de integración europeo. Sin embargo, Cameron ha ido más lejos, llegando a amenazar con una eventual salida de Reino Unido de la UE, si obtiene un resultado positivo en una futura consulta popular, donde los británicos deberían pronunciarse sobre si desean permanecer en la UE o no.cameroneu

En el hipotético caso de que Reino Unido ejerciera su derecho a abandonar la UE (art. 50 TUE), estas serían tres posibles alternativas a las que un Reino Unido fuera de la UE podría aspirar.

– La primera alternativa pasaría por unirse a Noruega, Liechtenstein e Islandia en el Espacio Económico Europeo (EEE), garantizando así el acceso de Reino Unido al Mercado Interior de la UE, incluyendo mercancías  y servicios. Las implicaciones de esta alternativa son: a) Reino Unido tendría que implementar la legislación correspondiente al Mercado Interior en su totalidad. En ciertas materias, los países del EEE gozan de un grado mayor de integración que Reino Unido con la UE en lo que respecta al Mercado Interior; b) Reino Unido tendría que seguir contribuyendo al presupuesto europeo, aunque en menor medida; sin embargo no tendría ni voz ni voto en la toma de decisiones que la UE lleva a cabo en su marco institucional. Teniendo en cuenta estas implicaciones y que Islandia se encuentra negociando su adhesión con la UE, no parece probable que Reino Unido optase por esta opción.

– La segunda posibilidad consistiría en negociar acuerdos bilaterales de comercio con la UE siguiendo el ejemplo de Suiza. En esta negociación, Reino Unido partiría con desventaja ya que Londres se beneficia y depende mucho más del mercado de la UE que esta del acceso al mercado británico. Adicionalmente, los acuerdos bilaterales de comercio entre la UE y Suiza, y al que Reino Unido podría aspirar, garantizan exclusivamente un acceso al mercado de mercancías, no de servicios. Por el contrario, el sector servicios es el mayor componente exportador del mercado británico. Es decir, un acuerdo bilateral de comercio al estilo suizo no sería nada atractivo para Reino Unido, teniendo en cuenta los intereses de la City londinense.

– La tercera posibilidad sería negociar una Unión Aduanera con la UE siguiendo el ejemplo de Turquía. De esta manera, las políticas comerciales de Reino Unido, entre las que se encuentran los aranceles aduaneros, seguirían siendo negociadas en Bruselas y con un peso sustancialmente menor de Reino Unido en la toma de decisiones. Además, esta Unión Aduanera tampoco garantizaría el acceso al mercado de servicios, tan solo de mercancías. Por lo tanto, tampoco parece la opción más probable.

Vía|Europe’s World 2013, Spring no. 23

Imagen|HACER

En QAH|¿Dónde están las fronteras de la UE (IV): Espacio Económico Europeo, Turquía y Suiza?

RELACIONADOS