Economía y Empresa, Jurídico 


Alternativa al Rescate a la Banca: ¿Qué es el Bail-In?

Hemos vivido desde el inicio de la crisis inmobiliaria, financiera y soberana que comenzó en 2007 una serie de colapsos en diversas entidades que han causado gran distorsión en los agregados macroeconómicos de las economías, así como el contagio de estos colapsos a los mercados a nivel global

¿Qué es el Bail In?

En España, hemos vivido situaciones complicadas con diversas entidades: Caja Castilla La Mancha, CatalunyaCaixa, NovaCaixa, Bankia, Banco Popular… La última consecuencia de las mismas, hasta la fecha, fue el Informe Oliver Wyman que tan brillantemente analizó un compañero de Qué Aprendemos Hoy hace unos días en un fantástico artículo (criticando algunas de las conclusiones a las que llega el informe, otras críticas más detalladas las podéis encontrar aquí). Además de las citadas, hemos tenido consecuencias también en otros países. El colapso de ING que sufragó el gobierno holandés o el colapso de Merrill Lynch que asumió el Bank of America, por citar alguno de los más sonados. En definitiva, cuando una Entidad Financiera se haya visto en situación de quiebra -o aproximándose a ella- se ha visto obligada a pedir ayuda.

El Informe Oliver Wyman midió las necesidades de capital de la Banca Española para evitar su colapso, lo cual servirá a la Unión Europea para saber la cantidad del capital a inyectar en aras de rescatar dichas entidades. Esto es lo que se conoce como bail-out, es decir, un rescate externo a la banca. De esta manera, el exceso de riesgo de las entidades financieras será pagado por todos los ciudadanos de la Unión y, con especial fuerza, por los contribuyentes españoles.

Sin embargo, en un sistema capitalista como el que se supone que vivimos, si a alguien le va bien en los negocios se adjudica las plusvalías, y si alguien yerra y acomete inversiones ruinosas tendrá que soportar sólo las pérdidas. Entonces, ¿por qué ahora van a “socializar” las pérdidas de la Banca? ¿No se dan cuenta que así sufre la prima de riesgo, los mercados financieros y, en definitiva, toda la población?

Ludwig von Mises – Economista de la Escuela Austríaca

Ahí es donde surge la idea de lo que los austríacos llaman Bail-In. Es decir, un sistema por el que las pérdidas sean privadas, las sufran sólo los propietarios. Pero, ¿no eran bancos too big to fall? ¿No es necesario rescatarlos? Efectivamente, un colapso bancario de alguna de las entidades que corren peligro podría afectar a todas las variables macroeconómicas españolas y las consecuencias serían funestas. Para evitar esto, en vez de dejarlas caer, se flexibilizan las vías por las que los acreedores de las entidades en problemas puedan convertirse en socios, puedan transformar su créditos en acciones. De esta manera, la deuda se erradica (pasa a formar parte del Capital Social), el Balance permanece igual, la entidad no se colapsa y el contribuyente no tiene que pagar las consecuencias del riesgo excesivo.

En definitiva, la sociedad no sufriría las malas inversiones. Las operaciones del Banco Central Europeo al intervenir en el mercado secundario de Deuda no provocaría una inflación desmesurada. Menores recortes serían necesarios en la economía española. Los accionistas, al ver aumentado el número de acciones y el Capital Social, podrían ver diluido su Beneficio por Acción y el desapalancamiento de la entidad podría hacerle perder valor a la misma. Sin embargo, ¿no consiste en eso el capitalismo? ¿Qué os parece la propuesta?

 

 

Vía | Una Alternativa Liberal para Salir de la Crisis. Editorial Deusto.

Imágenes| Ludwig von Mises, Viñeta Banco Malo, Imagen Principal

Más Información| The Economist, Diego Sánchez de la Cruz

Más Información en QAH| ¿Qué ha pasado con Bankia?, El BCE y el rescate a España como intercambio de cromos

RELACIONADOS